Seguro que alguna vez te has encontrado en la necesidad de buscar empleo. A veces, esta situación puede parecer fatigosa e incluso puede llegar a generar cierta desmotivación, pero ¿te has preguntado si estás aprovechando todas las herramientas a tu alcance?

En un mundo donde cada vez es más fácil establecer relaciones profesionales entre empresa y trabajador, limitar este proceso de búsqueda a actualizar el perfil en los portales de empleo y mandar la candidatura sin ton ni son a todas aquellas ofertas publicadas dificultará lograr con éxito tu objetivo. ¿Qué debes hacer entonces? Lo primero y más importante: ¡cambia la actitud! Deja de esperar a que lleguen las oportunidades y ve a buscarlas.

A continuación, te daremos 4 claves que te servirán de ayuda. ¡Vamos a ello!

1. Plantea un objetivo: ¿Qué quieres conseguir?

Para encontrar tienes que saber qué buscar. Define qué es lo que deseas profesionalmente, por ejemplo: ¿En qué tipo de empresa te gustaría estar? ¿Buscas un entorno internacional? ¿Quizás un rol polivalente, o desempeñando unas funciones muy concretas? ¿Hay algún sector más interesante que otro? Escribe los puestos a los que aspiras y en qué condiciones.

Ahora que ya sabes qué quieres, no olvides descubrir dónde. Puede ayudarte hacer una lista de empresas en las que te gustaría desarrollar tu experiencia y por qué. Dispones de herramientas como la nueva funcionalidad de InfoJobs para acceder rápidamente a información detallada de cada compañía, sobre su número de empleados, la actividad a la que se dedican, los clientes con quienes trabajan, y, algo aún más valioso, a las opiniones de las personas que han trabajado en ellas. Esto último te permitirá crear una idea aproximada de su ambiente laboral y de su forma de trabajar.

2. Conócete a ti mismo: ¿Cuál es tu experiencia y qué valor añadido te diferencia?

Con el objetivo claro, reflexiona sobre tu perfil profesional. Determina la experiencia relevante y las cualidades que has adquirido, pues éstas serán tu valor añadido. Pon atención también a aquellos puntos más flojos que deberás trabajar para que no sean un obstáculo.

Estas características te definirán y deberás destacarlas tanto en el currículum como en las entrevistas de trabajo.

claves buscar empleo

3. La primera impresión cuenta: El currículum y la carta de presentación

El currículum:

El CV es el primer documento que verán los responsables del proceso de selección. Por esta razón es de suma importancia que le hayas dedicado un tiempo a su creación. Generalmente, lo que más se valora del documento es que esté bien estructurado y sea fácil de leer y de entender.

Otro aspecto que se suele obviar es que no todas las posiciones son iguales. Según el puesto y el tipo de empresa puede resultar más interesante un tipo de información u otra, por lo tanto, ¿por qué limitarte a tener un único CV? Es recomendable adaptarlo en cada caso.

Recuerda incorporar y desarrollar las principales funciones que has desempeñado en cada experiencia para que sea más fácil de comprender. No se trata de elaborar un currículum muy largo, lo ideal serían un máximo de 2 páginas, pero siempre es preferible un documento extenso con contenido útil, que una página sin información de valor.

Y, por último, no olvides el diseño. El tamaño de la letra, la organización de la información o los colores deben ir acorde al tipo de compañía y posición (no es lo mismo solicitar un puesto como director/a de finanzas de un banco consolidado que como director/a creativo en una start up digital), pero también nos debe representarte a ti mismo. Al final, el currículum es la manera de mostrar quiénes somos antes de un primer contacto personal.

Otra idea para apoyar tu candidatura es mediante otros formatos como el vídeo o la presentación.

La carta de presentación:

La carta de presentación tiene más importancia de la que se suele creer porque te dará la oportunidad de dar información más detallada que la que se incorpora en el currículum. Ahora bien, si decides enviarla debes hacerlo bien, ya que de lo contrario no aportará ningún valor e incluso podría ser contraproducente. Algunas pautas que puedes seguir son:

  • Debe de ser personalizada según la empresa y el puesto.
  • Aporta información relevante que no esté en el currículum. Habla por ejemplo de proyectos en los que hayas participado, objetivos logrados…
  • El estilo y diseño debe ir acorde al CV.
  • Dirígete a la persona adecuada. Si le llega a la persona equivocada habrá pocas posibilidades de conseguir un efecto.

En internet se pueden encontrar muchos ejemplos y plantillas tanto de currículum como de cartas de presentación que te ayudarán a crear la tuya.

4. Trabaja en tus contactos: La importancia del Networking

El networking consiste en crear una red de contactos profesionales con otras personas con intereses similares con la finalidad de crear sinergias y oportunidades laborales y/o de negocio. Es una práctica cada vez más habitual que te abrirá las puertas a nuevas posibilidades profesionales. Existen varias opciones para conseguir tu propio mapa de contactos, entre ellas las ferias, convenciones o eventos profesionales, pero a las que todos tenemos acceso y tienen una alta efectividad son las redes sociales, especialmente LinkedIn. Basta con seguir las compañías que te interesan e interactuar con los/as empleados/as de valor según tu perfil. Si hacemos una buena práctica de networking tendremos acceso al mercado laboral oculto.

¿Qué es el Mercado Laboral Oculto y cómo podemos acceder a él?

El mercado laboral oculto son todas aquellas vacantes profesionales que no son visibles (no se han hecho públicas) y que las empresas cubren por otras vías, como, por ejemplo, personas con las que han tenido un contacto previo o referenciados. De hecho, ¿sabías que de todas las vacantes disponibles el 80% son ocultas? Eso significa que si sólo buscas por la vía tradicional te estás perdiendo más de la mitad de las oportunidades.

Seguro que ahora te preguntarás… ¿Y cómo consigo que esta red de contactos me tenga en cuenta de cara a futuras necesidades? La respuesta es esta sencilla formula: networking + autocandidatura. Sé proactivo/a y envía tu CV con carta de presentación, hayas visto oferta laboral publicada o no. ¿Recuerdas la lista de empresas en las que te gustaría trabajar? Cógela y preséntate a cada una de ellas, síguelas en las redes e interactúa con las personas correspondientes, que sepan de ti. Ya verás que el esfuerzo y el tiempo dedicado valdrá la pena.

 

VER OFERTAS

 

Júlia Aparicio es IT Talent Consultant Oxigent Technologies

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Si tienes alguna consulta relacionada con tu cuenta en InfoJobs o aún no estás dado de alta como Candidato, consulta aquí.