Tanto si estás en búsqueda activa de empleo como si estás fortaleciendo tu marca personal, tienes en tu blog la mejor de las armas. Si tus contenidos no tienen la visibilidad que te gustaría o “no apareces en Google”, puede que estén fallando algunos factores del conocido “SEO”. Así que toma nota de estos sencillos consejos para mejorar el posicionamiento web de tu blog que te ayudarán a dar un paso adelante en tu carrera profesional, sea cual sea el objetivo.

Impúlsate con el Posicionamiento web y estos consejos SEO

A día de hoy, un blog con un buen SEO puede hacer más por ti que el mejor currículum vitae. Nada como un sitio bien posicionado para demostrar tu valía como profesional. Así pues, si tienes un espacio donde publicas de forma regular, toma nota de los siguientes consejos para mejorar el SEO de tu blog.

Cómo crear contenido para un blog

La clave del éxito de un blog, incluso antes de la intervención del SEO, es crear contenidos de calidad. Así que a la hora de crear tus contenidos, ponte en la piel de tu lector.

Piensa quién es tu usuario, qué necesita y crea un contenido que pueda ayudarle. Intenta ser lo más detallista posible a la hora de describir a tu público objetivo (a qué se dedica, qué edad tiene, cuál es su hobbies, etc.)

A la hora de crear tus contenidos ya sea en texto, vídeo o el formato que elijas, debes atender a las necesidades de tu usuario y responder preguntas que puedan ayudarles. Analiza cuáles son sus problemas, qué situaciones tendría que responder. Una vez hayas fijado la problemática principal, analiza qué otras cuestiones se derivan de ahí.

Por ejemplo, si hablamos de un blog de marketing, puede que la problemática principal sea crear contenidos con herramientas de marketing (comunicación, redes sociales, growth hacking, branding, etc).

Sin embargo, tienes que hacer un trabajo de investigación para detectar temas relacionados que puedan interesar a tu público objetivo. Por ejemplo, cómo hacer una estrategia de marketing, tutoriales de herramientas de marketing, etc. Todo esto te será muy sencillo a partir de un estudio de palabras clave.

¿Qué es un estudio de palabras clave?

El estudio de palabras clave sirve para anticiparte y conocer las necesidades reales de los usuarios de tu nicho. Un estudio de palabras clave se realiza con herramientas como el propio Google (Si haces una búsqueda, en la parte inferior Google te ofrece búsquedas similares sobre el tema que estás buscando), el Planificador de Google Ads o Semrush.Con este estudio lo que haces es conocer las búsquedas que realizan los usuarios y trabajar diferentes temas en tu blog en base a dichas búsquedas.

Un blog puede ayudarte a encontrar empleo

Si, por el contrario estás en búsqueda activa de empleo y quieres trabajar más tu marca personal, entonces el blog es tu mejor aliado. En este caso, el contenido deberá estar en consonancia con tus habilidades y conocimientos. Haz que tu blog muestre lo mejor de ti.

Si tienes claro que el fin de un blog es crear contenidos buenos y útiles, entonces ya podemos ver conceptos SEO con los que potenciar tus artículos.

4 pasos fundamentales para llevar tu blog a buen puerto

  1. Define a tu usuario (como harías con un buyer presona)
  2. Detecta las necesidades de información de este usuario
  3. Busca los contenidos (en forma y fondo) que mejor cubran dichas necesidades.
  4. ¡A crear! Haz siempre contenido de calidad pensando en los lectores, no en Google.

Mejorar el SEO de tu blog

Consejos para optimizar el SEO de tu blog (aptos para principiantes)

Ahora que ya tienes un contenido de calidad bien enfocado a satisfacer necesidades de información de tu usuario objetivo, vamos a darle aquello que lo va a poner en los primeros resultados del ranking.

Este post es apto para principiantes que carezcan de conocimientos de SEO. Todos los puntos que veremos forman parte de lo que se denomina SEO on-page de contenido, los cuales dependen y son controlables de forma directa por ti y para los que no requerirás de un conocimiento profundo o técnico del posicionamiento web.

El objetivo de estas medidas, además de mejorar la experiencia del usuario, es ayudar a que Google entienda de qué va tu contenido. Así le será más sencillo indexar tus páginas y clasificarlas.

 

  1. Haz una estudio de Palabras Clave o Keywords:

Antes de lanzarte a escribir a lo loco, haz una buena investigación de Palabras Clave (keyword research). Este estudio te permitirá descubrir cuáles son las demandas de los usuarios en el buscador.

  • Ayúdate de herramientas SEO para buscar palabras clave
  • Alarga la cola: Supón que tienes un blog que tiene el empleo como temática. Pues a partir de la palabra “empleo”, vas a ir jugando con nuevas búsquedas e introduciendo otras palabras

Cuando vas agregando más palabras clave, vas aumentando las combinaciones. Se va alargando la cola, digamos. A esto se le llama “long tail keywords”, son palabras que tienen menos búsquedas, pero se posicionan más fácilmente. Ejemplo: “agencias de empleo”, “cómo buscar empleo por Internet”

  • Cuando tengas tus palabras/frases clave, crea un calendario editorial para crear el contenido de tu blog

 

  1. Controla la densidad de palabras clave

Si bien es importante incluir las palabras claves y otros términos relacionado, es importante hacerlo con mesura. Vigila que haya un equilibrio, que la densidad de palabras claves no sea demasiado baja ni excesiva.

Si buscas información, encontrarás varios ratios o porcentajes recomendados, sin embargo, es un tema muy relativo.

Como en casi todo lo relativo al posicionamiento web, echa mano de tu sentido común. Casi todo lo que sea demasiado repetitivo para el usuario, también lo será para Google.

 

  1. Optimiza los títulos y subtítulos

Cuando escribas los títulos (H1) y subtítulos (H2, H3, H4…) de tus artículos ten en cuenta que guarden relación con las búsquedas de los usuarios y sigan una lógica. Cuanto más cercanos estén tus títulos a la manera en que buscan las personas, más fácil le será a Google colocarte en las primeras posiciones.

  • Ten en cuenta qué problema vas a resolver con tu contenido.
  • Utiliza la palabra o frase clave en tus títulos.
  • Piensa como tu lector e imagina qué le preguntaría a Google, respóndele con tu título.
  • Si estás creando un post tipo tutorial (How to), refléjalo en el propio título. (Cómo redactar un CV… Consejos para presentar una candidatura…).
  • Ten en cuenta la extensión del H1. Ayúdate de Pluggins como SEOYoast para valorar si te has excedido de la extensión máxima fijada por Google.
  • Utiliza bien las etiquetas H1, H2, H3… respetando la propia jerarquía del texto.

 

  1. Crea unos Metatags descriptivos pero atractivos

La metas metaetiquetas son aquella información que aparece junto la URL en los resultados de Google.

Title y Description son muy importantes para el SEO, pues a la vez que permiten trabajar tus palabras clave deben ser atractivas y generar intención de clic. Son clave para aumentar el CTR de tus resultados. Piensalas bien, pues serán tu presenciaen los resultados de buscadores, debes destacar frente al resto.

  • Incluye palabras claves en tus metatags lo más al inicio posible
  • Describe el contenido de tu artículo e invita a leerlo
  • Incluye Call to action o llamadas a la acción para que hagan click en tu post
  • Si tu contenido está actualizado, hazlo saber

 

  1. Crea URLs amigables

Si publicas desde WordPress, verás que por defecto la URL adopta la misma estructura de tu título separada por guiones medios. Lo ideal en este punto es modificar la URL y optimizarla:

  • Utiliza las palabras claves en tu URL.
  • Separa las palabras con guiones medios.
  • Crea URLs cortas, pero sin alterar el sentido de la frase.
  • URLs descriptivas del contenido, naturales.
  • Elimina artículos y preposiciones, eñes, signos de puntuación.

Ejemplo: Analicemos este título y cómo podríamos optimizar la URL:

“Cómo redactar con éxito una carta de presentación”

URL por defecto: como-redactar-con-exito-una-carta-de-presentacion

URL optimizada: como-redactar-carta-presentacion

 

  1. Añade enlaces internos

Los enlaces internos (internal links) tienen dos propósitos claves: aportar más valor al lector y guiar a Google dentro de tu blog. Vincula los artículos de tu blog a través de enlaces internos relevantes y mejorarás el SEO interno.

No abuses de este recurso: un exceso de enlaces puede resultar incómodo al lector. Además, corres el riesgo de que pierdan su objetivo.

  • Cada cierto tiempo, revisa tus artículos y crea nuevos enlaces.
  • Verifica que ninguno esté roto.
  • Crea anchor text inteligentes. Evita frases como “más información, pincha aquí, etc).
  • Añade un par de artículos complementarios en medio del post.
  • Utiliza el pie del post para colocar artículos relacionados.

 

  1. Optimiza tus imágenes

Incorporar elementos gráficos a tu texto es fundamental. No obstante, hay un par elementos que debes tener en cuenta en cuanto al SEO.

  • Vigila su peso. Existen varias herramientas que te permiten reducir el peso de tus imágenes sin alterar su calidad. TinyPNG es un buen ejemplo.
  • Añade la etiqueta “alt” a tus imágenes
  • Antes de subirlas, dales un nombre en consonancia con tus keywords. Es decir, no subas imágenes llamadas “IMG_1234”, sino “plantilla_curriculum”

 

  1. Publica con frecuencia.

Google da prioridad al contenido reciente, así que intenta ser constante con tus artículos para mantener el freshness de tu blog.

Lo ideal es que te crees un calendario editorial al que te puedas ir ajustando. Eso te ahorrará un montón de incertidumbre y a la larga, ganarás tiempo.

No se trata solo de crear artículos nuevos. También tendrás que “renovar” los antiguos.

 

  1. Vigila la velocidad de carga de tu web

Los buscadores juzgan muy duramente la velocidad de carga. Es normal, pues los usuarios abandonan muy rápidamente una página web si estar tarda en abrir. Por tanto, es importantísimo que vigiles qué tan rápido carga tu web.

  • Ayúdate de herramientas como GTmetrix, PageSpeed o el propio Google Analytics para testar tu velocidad
  • Selecciona un buen hosting, potente y que te dé garantías
  • Optimiza tus imágenes antes de subirlas
  • Utiliza siempre un plugin de caché

 

  1. Utiliza diseños Responsive

Qué duda hay de que las búsquedas por móvil superan a las que se realizan desde ordenadores. No solo eso, herramientas como Siri o Google Now han hecho que las personas realicen búsquedas orales.

Por esto es de vital importancia que el diseño web que utilices sea responsive, o sea, compatible con los dispositivos móviles. Si tu diseño no es compatible con el sistema mobile, tus contenidos no podrán visualizarse correctamente y abandonarán tu página.

Si ya tienes un blog y no sabes si cumple con esa condición, puedes verificarlo en este enlace: Prueba de Optimización para Móviles de Google

 

¿Listo para atajar el SEO de tu blog?

Si esta información te ha parecido mucho, no te agobies. Si tienes un blog, no tienes por qué implementarlas de golpe. De hecho, lo más sano es que vayas modificando poco a poco tu web y vayas testando a ver qué pasa.

Por ejemplo, modifica las imágenes de tu web y analiza qué pasa con tu velocidad de carga. Optimiza los títulos y mira a ver qué pasa con las búsquedas, etc.

En cambio, si no tienes un blog, hazte una lista con todos estos aspectos y cuando escribas un artículo verifica que cumple estos mínimos antes de publicarlo. Cuando tengas tu blog listo, compártelo en tus redes sociales para que tengas tráfico social.

¡Mucha suerte con tu blog!

Ver ofertas de InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.