Tal vez sea que comenzamos un nuevo año, pero yo noto en el ambiente una leve sensación de mejora en el mercado laboral y mido mucha las palabras… hablo de leve y de sensación.
Parece que hay un aumento de las ofertas de trabajo y que la gente comienza a estar un poco más animada. Desde luego no estamos para tirar cohetes y queda mucho, pero mucho por hacer, pero alivia pensar que todo puede comenzar a ir mejor.
Hoy me he preguntado, ¿será el principio de la recuperación? Pues no lo sé, ojalá… y esto me lleva a otra pregunta más interesante:
¿Qué he aprendido en estos años tan complicados?
En plena crisis comencé mi proyecto sobre coaching laboral y hay muchas situaciones parecidas en crear un negocio desde cero y estar desempleado: economía inestable, preocupación, búsqueda de la mejora continua, autoevaluación, búsqueda de contactos profesionales y de oportunidades…
 ¿Y que he aprendido yo? Fundamentalmente 3 cosas:
1. Que la actitud es vital: hay momentos duros en los cuales el desánimo se apodera de nosotros y hay que saber gestionarlo. Hay que permitirnos estar tristes, si no hemos conseguido un cliente importante o no hemos pasado al siguiente paso en un proceso de selección, es normal que nos afecte y podemos estar una tarde tristones. Eso sí, lo que marca la diferencia es levantarse al día siguiente de nuevo con ganas de comerse el mundo y aprendiendo algo de esa situación adversa.
2. Viva la autoestima: cree en ti mismo y en todo tu potencial. La confianza en uno mismo es un pilar básico para plantar cara a las dificultades y recuerda que se transmite, tanto a los posibles clientes como a los reclutadores, aumentando tus posibilidades de éxito.
3. Desconocemos todo nuestro potencial: de repente estás fuera de tu zona de confort, te tienes que adaptar a situaciones desconocidas continuamente y formar una nueva rutina diaria. Comienzas a relacionarte con gente distinta, te acostumbras a dar un “discurso” sobre tu objetivo laboral, eres el rey de LinkedIn y de las redes sociales… ¡incluso creas un blog! Aprovechas el tiempo para dedicarte a tus hobbies y otras inquietudes, en definitiva haces cosas nuevas y no se te da nada mal… ¿quién lo hubiera dicho?
Mimar nuestra autoestima, mejorar nuestra forma de tomarnos las cosas e intentar dejar florecer nuestro talento y potencial hoy, nos servirá de mucho cuando lo necesitemos mañana.
Es clave trabajar día a día en nosotros mismos para poder enfrentarnos con éxito a las dificultades del mañana.
Para finalizar este artículo, al hilo de lo anterior, os ofrezco un extracto de uno de mis libros favoritos “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen R. Covey, directo a la conciencia:
“En palabras de Phillips Brooks, algún día, en los años venideros, usted luchará con la gran tentación o temblará bajo el peso de la mayor tristeza de su vida. Pero la lucha real está aquí, ahora… Ahora se está decidiendo si, en el día de su suprema tristeza o tentación, usted fracasará miserablemente o vencerá con gloria. Sólo es posible formar el carácter por medio de un proceso continuo y constante”.
Elena Huerga es coach especializada en búsqueda de empleo y autora del libro Encuentra tu trabajo en 12+1 pasos. Siente tu vocación y crea tu proyecto. Un manual práctico y claro para encontrar trabajo.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Deja un comentario