Desde hace algunos años con la entrada de la era digital, la sociedad está viviendo una importante transformación tecnológica, tanto en la vida privada como en la laboral, pudiendo hablar de diferentes generaciones de personas. Lejos ha quedado el pensar tener el mismo trabajo para toda la vida y que lo más importante para trabajar en una empresa es la retribución económica

Si retrocedemos 40 ó 50 años, pudiendo tener como ejemplo nuestros padres, vemos que son personas consideradas trabajadores “hasta la jubilación” en la misma empresa que con 16-17 años comenzaron a trabajar sin tener experiencia y apenas estudios universitarios. Trabajadores (mayoría hombres) que sin Currículum Vitae en mano y sin “aparatos tecnológicos”, se presentaban empresa por empresa preguntando al propietario si necesitaban ayuda para desempeñar alguna labor. Si tuvieran una vacante, la entrevista laboral se hacía en ese mismo momento preguntando ¿qué sabes hacer? ¿conduces? Entonces recibían por respuesta un contrato en ese mismo momento, trabajando para toda la vida y sin discrepar con su superior, ya que era su única fuente de ingresos para mantener a su familia.

Estas personas pertenecen a la generación conocida como Baby Boomers (nacidos entre los años 40-60), por pertenecer a una época de incremento de la tasa de natalidad y que comienza hoy en día a relacionarse con las nuevas tecnologías (smartphones, internet, prensa digital, redes sociales, …), abriéndose a los actuales cambios y teniendo otra visión de la vida.

Adaptándose a estos mismos cambios están las personas nacidas entre los años 65 y 79, la Generación X. Sus padres son un ejemplo de lucha y trabajo duro, aunque ellos nacieron más libres, teniendo opinión propia y voz en casa sin olvidar quién manda. El trabajo lo es todo para ellos, ya que viven la superación personal, la acumulación de la riqueza y la inserción paulatina y minoritaria de la mujer al mercado laboral.

Para esta generación, también conocida como Generación perdida o puente (por encontrarse en dos generaciones totalmente opuestas: Baby Boomers y Millennials), el dinero no lo es todo. Quieren y piden desarrollo profesional dentro de la empresa, son buenos trabajando en equipo y muy estables.

Contrariamente a la Generación Baby Boomers, se encuentra la llamada Generación Y o Millennials. Son personas de entre 19 y 35 años que tienen como referente a sus padres por el gran trabajo desempeñado en la misma empresa sin llegar a ser lo que habían soñado alcanzar. Por ello, esta generación no le importa el cambio y no tienen miedo a decir no, siempre desde el respeto a su superior, a cambiar de empresa si no les motivan. Desarrollan sus habilidades o les dan la oportunidad de crecer profesionalmente y llegar a alcanzar sus sueños, por los que han estudiado y se han formado la mayoría de ellos.

Pertenecientes a esta generación, ambos géneros tienen muy claro que no quieren que su vida gire en torno a la empresa para la que trabajan, sino que sea la empresa que gire alrededor de sus vidas, conciliando su vida profesional y personal.

Al igual que para la Generación Y, el dinero no lo es todo. Los Millennials buscan, además de una retribución acorde a su potencial, otras inquietudes y valores. Estas son el libre horario, libertad para desarrollar ideas, emprender, tomar decisiones, formación continua dentro de la empresa, reconocimiento por buenos resultados, trabajo desempeñado, etc.

El recibir una respuesta o valoración negativa en su búsqueda de trabajo o en la empresa no les influye, toman esa valoración como algo positivo para seguir superándose y tienen una gran capacidad de aprendizaje. La tecnología con las que han crecido a lo largo de los últimos años es de vital importancia para su vida.

Por último, llegamos a la Generación Z. Son jóvenes nacidos a partir del año 1995 que ya vinieron al mundo con la “tecnología debajo del brazo”. Todo lo que no gira en torno a la tecnología les resulta una pérdida de tiempo, como es ir a comprar o buscar en una enciclopedia. Ellos leen, estudian, aprenden y compran de forma online.

Las redes sociales son su manera de sociabilizarse, de conocer a otras personas y conocerse a ellos mismos. No entienden la forma de pensar de la generación de sus abuelos, en la que tenían que obedecer órdenes a su superior, por miedo al despido u otras represalias. Siguiendo a los Millennials, tienen un alto poder de creación y emprendimiento.

Para los Millennials y la Generación Z, llevar el CV en mano como hacían los Baby Boomers es algo impensable. Actualmente los procesos de selección son más largos, la competencia es elevada y los puestos de trabajo requieren de habilidades y tareas múltiples para una única persona. Por todo esto, las empresas invierten en Recursos Humanos, con el fin de que en la empresa trabaje una persona motivada, con inquietudes de desarrollo y liderazgo desempeñando su talento como si fuera su propia empresa, dando un reconocimiento a cambio.

Cristina Domínguez es formadora y cuenta con un Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos de IMF Business School.

Encuentra aquí los procesos que más se ajustan a ti:

Ver ofertas en InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.