Durante toda tu vida puedes coincidir con muchos tipos de jefe pero ninguno será igual. Tienes que aprender a identificar qué perfil de jefe tienes para saber cómo tratarlo. Aquí te presentamos los 10 jefes más comunes que te puedes encontrar en tu trabajo:

 

  • El jefe controlador

Para ser un buen jefe hay que saber delegar y confiar en tu equipo, pero hay algunos que ni una cosa ni la otra. Tranquilo, anticípate y mándale todo el trabajo que hagas aunque sea la cosa más sencilla del planeta. Así poco a poco lo saciarás y dejará de revisarlo todo.

 

  • El jefe indeciso

Si hay una cualidad que necesita un jefe es la capacidad de tomar decisiones. Si el tuyo es de los que ni siquiera sabe si quiere el café con azúcar o con sacarina, no desesperes. Confía en tu instinto y toma tus propias decisiones, si no vivirás en un limbo de dudas que sólo te llevará a volverte loco.

 

  • El jefe gurú

Todos los días te sorprenderá con sus nuevas ideas que sólo a él le parecen geniales, pero que a ti te tocará implementar y hacer todo el trabajo. No sufras, síguele el rollo y aporta ideas que encajen con su estilo y tu trabajo, sólo así conseguirás saciar su creatividad imparable.

 

  • El jefe colega

Para lo único que viene a hablar contigo es para contarte sus ligues del finde o para insistirte a bajar a fumar o ir a tomar unas cañas. No le des mucha confianza, porque si no te convertirás en el confidente de sus batallitas. Ya sabes a que nos referimos.

 

  • El jefe Micromanagment

Es el méteme-en-todo. Te imaginas tener a tu jefe todos los días preguntándote: cómo llevas las tareas. Sobreponte a la situación, demuestra que puede confiar en ti con resultados y establece acuerdos.

 

  • El jefe quisquilloso

Es el tipo de jefe que cada día te dirá que hay cosas que mejorar y todo lo que no sea perfecto a su criterio tendrá derecho a cambio. Ten paciencia, aprende su estilo de trabajo y aporta todas las ideas posibles para ayudarle a trabajar juntos.

 

  • El jefe inmovilista

Si el sistema de trabajo siempre ha ido bien, ¿por qué cambiarlo? Con un jefe conformista, tendrás que utilizar tu mano izquierda para poder introducir pequeños cambios, ya que siempre van bien. ¡Demuestra tu eficacia!

 

 

  • El jefe adicto al trabajo

Estos jefes no saben lo que es la vida personal, ya que sobreponen el trabajo a toooooodo. No te dejes llevar y aprovecha al máximo tus horas de trabajo. Y si puedes, para ayudarle a desconectar, convéncele para ir a tomar algo después de trabajar.

 

  • El jefe inexperto

Si se acaba de incorporar al trabajo o es la primera vez que es jefe, te necesitará para que les brindes tu confianza y le ayudes con su integración.

 

 

  • El jefe ideal

Aunque nadie es perfecto, puede que tu jefe esté rozando la línea. Si tienes esta suerte, aprovéchalo al máximo para crecer profesionalmente.

Conviértete en el mejor jefe con estas ofertas de trabajo

Ver ofertas en InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.