Cómo preparar las respuestas de una entrevista de trabajo

¿Por qué sigo fallando en la entrevista de trabajo si he preparado las respuestas?

23 Jun, 2016
12.253 views
Firma José Alonso

José Jiménez Alonso

Responsable de RRHH, especializado en Selección y Captación del Talento

Atento a este artículo porque te va a ayudar a preparar las respuestas de una entrevista de trabajo de forma efectiva. Veremos varios ejemplos para que se vea más claro.

¿Por qué nos pasa esto? Influyen varios factores como, por ejemplo, un exceso de confianza sobre lo que sabes de ti mismo o un poco de pereza de volver a darle una vuelta más a aquello que ya sabes de sobra y que tantas veces has tenido que repetir en tu cabeza y en las entrevistas de trabajo.

Como consecuencia, no se dedica el tiempo suficiente para ponerse en la piel del reclutador y preparar la entrevista de trabajo desde ahí.

Preparar una entrevista NO consiste en tener pensadas las ideas generales e improvisar el desarrollo de esta idea durante la entrevista. Conocer tu propia trayectoria profesional a la perfección y tener claro qué es lo que le interesa al reclutador y cómo contarlo son dos cosas diferentes.

Piensa que tú tienes toda la información disponible sobre ti mismo y estás harto de repetírtela interiormente. Y esto es un sesgo, porque estructurarás tu argumento desde ti, pudiendo obviar información relevante que dota de sentido tus argumentos o, lo contrario, hacer hincapié en información poco relevante.

El entrevistador no dispone de ese marco de referencia, sabe muy poco de ti. Por lo tanto, la información que le des tiene que estar pensada para que el reclutador la comprenda rápidamente y capte el valor de tu mensaje para la empresa.

Cómo preparar y estructurar las respuestas en la entrevista de trabajo

Grábate a fuego esto: todas tus respuestas, toda la información que transmitas tiene un único objetivo: vender tu perfil profesional. No hay nada más. Cada pregunta, cada interacción es una oportunidad para ponerte en valor como profesional.

Entonces, ¿cómo debo preparar las respuestas? Las buenas respuestas en la entrevista de trabajo cumplen las siguientes características, lo veremos con ejemplos para que lo veas más claro:

3 o 4 ideas principales

Busca ser concreto. Muchos candidatos quieren decir tantas cosas a la vez que pierden de vista lo verdaderamente esencial, se lían y lían al entrevistador.

No mezcles muchas ideas, el objetivo es que el entrevistador se quede con lo esencial. 

Menos es más. Identifica los puntos principales que te interesa que el entrevistador conozca: 3 o 4 ideas en las preguntas más amplias y 2 en las preguntas más sencillas.

Estructura y orden en la respuesta

Una vez que tienes claro qué ideas vas a contar en cada pregunta, es conveniente que las presentes en un orden jerárquico y enlazado. Las ideas más importantes en primer lugar y las secundarias después.

No mezcles ideas principales y secundarias porque les estarás otorgando el mismo peso. Esto es muy frecuente cuando sabes lo que quieres decir, pero no has definido el orden de presentación. El orden de exposición lo tienes que llevar definido desde casa.

Énfasis y cambio de tono

Además del orden es recomendable que varíes tu tono de voz para darle más fuerza a las ideas que quieres que le lleguen más alto y claro al reclutador.

También puedes decirle directamente al reclutador que ese punto es relevante. Te pongo algunos ejemplos: “Y este proyecto sí quiero destacarlo del resto por…"; "hago especial hincapié en ese reconocimiento por la…"; "de lo que más satisfecho me siento…".

Hablar pausado

Las prisas no son buenas, un mensaje calmado y relajado llega más eficazmente que un mensaje atropellado. Si tienes claras las ideas sabrás lo que quieres decir y no necesitarás hablar rápido para contarlo todo.

Usa el storytelling

El storytelling en una entrevista de trabajo es una de las herramientas más poderosas que puedes usar con un reclutador. Una historia bien preparada nos hace sentirla, experimentarla, recordarla y, sobre todo, aporta mucha credibilidad a tus argumentos y te posicionará como candidato.

Y otra cosa

Cíñete a lo que te han preguntado. Si te preguntan por manzanas, no respondas con peras.  

Vamos a los ejemplos concretos, para verlo más claro

Pregunta: ¿Cuáles son tus puntos débiles o puntos de mejora?

  • Respuesta pensada pero no preparada: "Soy poco pragmático, a ver si me explico: confío demasiado en la gente, me pasa también fuera del trabajo. Y quizás me falta ser un poco más pragmático, debería guardar más las distancias con los subordinados para evitar excesos de confianza. Me gusta dejar bastante libertad y autonomía. A mí me gusta trabajar así y me gusta que mi equipo también lo tenga, pero esa libertad debe ser bien usada y es que además son situaciones obvias en las que yo tengo claro lo que habría hecho, en fin… Eso creo, que debería ser más pragmático, aunque no sé si pragmático es la mejor palabra para definirlo, pero ¿tú me has entendido?".
  • Respuesta estructurada y bien preparada: "En este último año estoy poniendo foco en delegar mejor. Quiero que mi equipo trabaje de forma muy autónoma. Lo que estoy haciendo es una asignación de funciones según la experiencia y competencias para después gradualmente ir ampliándoles el ámbito de actuación. Hacemos un seguimiento semanal  y medimos los resultados".

Cómo ves, las dos respuestas quieren decir lo mismo, pero ¿ves la diferencia?  

Otro ejemplo:

Pregunta: ¿De qué logro te sientes más satisfecho en la última etapa profesional?

  • Respuesta pensada pero no preparada: "La creación de un equipo comercial-técnico muy cualificado para el producto “X”, que podía dar respuestas a las demandas técnicas de nuestros clientes. Fue el primer departamento de estas características en la empresa y un gran acierto".
  • Respuesta estructurada y bien preparada: "La creación de un equipo comercial-técnico muy cualificado para el producto “X”, estábamos teniendo graves problemas por la falta de entendimiento entre nuestros comerciales generalistas y los ingenieros de los clientes. Esto producía retrasos, reclamaciones de indemnización, impagos, etc. Ante esta situación, propuse al Director General presentar ante el Comité de Dirección la propuesta del nuevo departamento especializado en este producto para solucionar los graves problemas. Conseguí el respaldo de la Dirección y formamos el equipo. El resultado ha repercutido directamente en la satisfacción del cliente y hemos reducido a cero el pago de indemnizaciones por incumpliendo de contrato".

Cómo ves, el hecho es el mismo. Pero en la primera respuesta falta un poco de venta personal, falta contexto situacional para entender la necesidad de crear un nuevo departamento, falta un poco de dramatización para transmitir la gravedad del asunto y falta exponer los resultados.

Ojo, con todo lo que hemos visto no se trata de aprenderse un guion de memoria para recitarlo palabra por palabra. Corres el riesgo de quedarte en blanco, que te atasques y, sobre todo, que pierdas naturalidad y se note.

¿Te ves reflejado con lo que hemos visto?

José Jiménez Alonso es Responsable de Recursos Humanos, especializado en Selección y Captación del Talento y autor del blog de orientación laboral www.orientacionparaelempleo.com
 
También te puede interesar: Cómo redactar tu CV en inglés

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Inscríbete gratis para ver el webinar
Nombre y apellido * Email * Sector Profesional *
¿Quieres trabajar en everis?