Hasta hace bien poco, para un candidato o profesional de cualquier sector profesional acudir a una entrevista de trabajo significaba someterse a una especie de examen. Sin embargo, en los tiempos que corren y con la alta competitividad acechando, los papeles se han invertido. Un encuentro de estas características es, para los profesionales de Recursos Humanos y las empresas, una oportunidad de oro para ser embajadores de su marca empleadora. Y deben aprovecharlo.

En esta primera entrevista, que será el resultado de los primeros cribajes de perfiles, la organización tiene la oportunidad de dar a conocer las características del puesto de trabajo ofertado, pero también de proporcionar al candidato información muy valiosa sobre la misión y los valores de la empresa, así como otras cuestiones tan relevantes como la posibilidad de trabajar en remoto, la conciliación, los beneficios sociales y todo aquello que, en definitiva, configura el salario emocional de los empleados.

Pero, ¿qué es lo que más valoran los candidatos de las empresas antes de decidir inscribirse a una oferta? El 81% de los españoles se informa de la reputación de la empresa antes de apuntarse a una de sus ofertas de trabajo, lo que nos indica que no todo vale a la hora de buscar empleo. De hecho, según un estudio de InfoJobs, hasta un 70% de los encuestados afirma haber descartado una inscripción o aceptar un empleo por la mala reputación. La mayoría de ellos, para empezar, consultan la página web de la empresa para extraer información (60%), mientras que otros preguntan a trabajadores o extrabajadores conocidos (54%). Otros, prácticamente en la misma medida, buscan valoraciones o comentarios por Internet (53%). Pero, ¿qué parámetros tienen en cuenta antes de dar el ? Esto es lo que más valoran los empleados de las empresas hoy.

 

¿Qué es lo que más valoran los empleados de las empresas?

 

Salario y beneficios sociales

No todas las generaciones valoramos lo mismo a la hora de elegir un puesto de trabajo o permanecer en él. Sin embargo, este es el factor que mayoritariamente tenemos en cuenta. Se habla mucho sobre salario emocional, sí, pero en definitiva, todos trabajamos a cambio de un salario que nos sirva para costear nuestras necesidades básicas (y las de los nuestros). Obtener un buen salario por desempeñar nuestro trabajo es lo más importante, pero va unido a otra cuestión fundamental hoy: los beneficios sociales. Son muchas las empresas que han apostado fuertemente por proporcionar beneficios extra, como por ejemplo los tiques restaurante, los tiques guardería, mutuas y demás servicios, que ayudan a complementar con creces el salario en especie.

El desarrollo de carrera

Las generaciones más jóvenes tienen especialmente en cuenta las posibilidades de desarrollo de carrera que se les ofrecerá en una empresa, porque de ello depende que se sientan realizadas y valoradas. Quieren tener claro desde el principio qué oportunidades les ofrecerá la organización, si tendrán posibilidades de progresar dentro de la misma empresa o área o, si por lo contrario, corren el riesgo de quedarse estancados. En este punto cabe mencionar la formación, que es otro de los grandes beneficios que se puede proporcionar a la plantilla. Esta ofrece ventajas para el crecimiento personal y profesional de los empleados, pero también para las empresas, cuya inversión repercute inevitablemente en positivo en la organización.

La conciliación

Este año 2020 nos lo ha demostrado y exigido: invertir en conciliación es absolutamente necesario, porque incrementa el bienestar de los empleados, ofrece confianza y transparencia. El teletrabajo al que nos ha obligado la pandemia ha servido para acelerar este proceso y para hacer un ensayo general sobre cómo puede ser teletrabajar. En la nueva era post COVID-19, la presencialidad está de más. Porque se ha demostrado que es posible seguir trabajando a distancia. La tecnología ha respondido y la productividad no se ha visto mermada. No hay vuelta atrás en lo que respecta a flexibilidad y conciliación y las empresas tendrán que ponerse las pilas para servirlas en bandeja a sus empleados.

La cultura de empresa

Tener bien definida la cultura de empresa es fundamental para grandes y medianas empresas. Esta se compone de todas sus normas internas de funcionamiento, pero también de aquellas creencias, valores y normas que deben imperar transversalmente en la organización. Como seres humanos que somos necesitamos sentirnos parte de algo y la empresa es un lugar muy importante. Una cultura de empresa bien construida sirve para cohesionar a todos sus profesionales y equipos. A identificarse y sentirse parte de ella, a diferenciarse de la competencia y a motivar a las personas.

El ambiente de trabajo

¿De qué puede servir percibir un buen salario económico a fin de mes si no nos sentimos parte de la empresa en la que trabajamos? ¿Compensa tener un buen sueldo si el ambiente del equipo de trabajo es desastroso? La respuesta es no y los profesionales lo saben. Por eso el ambiente laboral es una de las cuestiones más valoradas por parte de los empleados. Estos buscan en su entorno laboral un espacio para trabajar disfrutando de lo que hacen, mientras construyen relaciones personales de calidad.

Y tú, ¿a qué no puedes renunciar a la hora de optar o permanecer en un puesto de trabajo?

VER OFERTAS

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Si tienes alguna consulta relacionada con tu cuenta en InfoJobs o aún no estás dado de alta como Candidato, consulta aquí.