La excedencia es un derecho de todos los trabajadores. Pero atención, porque no siempre ni en todos los casos se tiene derecho a la reserva del puesto de trabajo.

El derecho a excedencia viene regulado en el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores. No obstante, los convenios colectivos pueden mejorar lo establecido en dicha ley.

De entrada, es necesario distinguir entre dos tipos:

Excedencia forzosa: Es poco habitual, ya que se da en casos en que el trabajador es elegido para ejercer un cargo público, o bien, se somete a las elecciones para ello. En estos casos, la reserva del puesto de trabajo está asegurada hasta que finalice el motivo que la dio origen. Se deberá solicitar el reingreso en la empresa dentro del mes siguiente desde que finalice el cargo público.

Excedencia voluntaria: La más común y de la que nos ocupamos en este artículo. En este tipo de excedencia se tiene derecho a la reserva del puesto de trabajo solo en algunos casos. Los vemos a continuación.

 

Las excedencias voluntarias: aspectos importantes

Es importante empezar destacando que durante la reserva del puesto de trabajo, el contrato se encuentra suspendido, lo que significa que no estarás cotizando ni cobrando. Sin embargo, el periodo en el que se esté de excedencia sí se computa a efectos de antigüedad.

Por otro lado, durante el periodo de la excedencia no podrás pedir el paro, ya que no se reconoce como situación legal de desempleo (salvo excepciones muy tasadas).

 

Requisitos para solicitar una excedencia

Para solicitar una excedencia voluntaria, debes tener una antigüedad mínima de 1 año en la empresa. El plazo no puede ser menor a 4 meses ni superior a 5 años.

Una vez finalizada, el mismo trabajador solo podrá volver a solicitar otra si han pasado 4 años desde el final de la anterior.

Si la excedencia es para el cuidado de un/a hijo/a, no podrá ser superior a 3 años.

Si la excedencia es para el cuidado de un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad (suegros, padres, hijo/as, yerno/nuera, abuelos, hermano/as, nieto/as, cuñado/as), esta no podrá ser superior a 2 años. Esta puede disfrutarse de forma fraccionada.

Debe tenerse en cuenta que si la excedencia tuviera como beneficiarios a dos trabajadores de la misma empresa (por ejemplo, padre y madre de un hijo), el empresario podría limitar su ejercicio simultáneo por causas objetivas.

Si mientras se está de excedencia viene otro sujeto que daría derecho a otra, el inicio de esta pondrá fin a la anterior (por ejemplo, una madre que durante la excedencia vuelve a quedarse embarazada y da a luz). Únicamente se da para el cuidado de UN hijo/a.

La reserva del puesto de trabajo tras la excedencia

La reserva del puesto de trabajo será durante el PRIMER AÑO y únicamente en los casos de excedencia por cuidado de un hijo.

En las demás excedencias voluntarias, se tiene derecho de preferencia, pero nunca se tiene la reserva del puesto asegurado. Es decir, si cuando finaliza tu excedencia hay vacantes para tu puesto o un puesto similar, tendrás preferencia. Pero si no existen vacantes, la empresa no tiene obligación de contratarte.

En el caso de que finalice tu excedencia, quieras incorporarte a la empresa y SÍ haya vacantes pero la empresa rechace tu incorporación, puedes proceder de dos maneras:

  • Demanda por despido improcedente, solicitando la indemnización correspondiente por despido improcedente. En este caso tienes 20 días hábiles para demandar desde que se tiene conocimiento de la vacante.
  • Demanda solicitando el reingreso, puesto que tienes un derecho de preferencia. Si hay vacantes, tienes derecho al reingreso a tu puesto de trabajo. En este caso, se tiene 1 año para interponer la demanda desde que se tiene conocimiento.

Lo recomendable ante cualquier duda es contactar con un abogado laboralista especializado que pueda asesorarte sobre tu caso concreto. De este modo te asegurarás de que tus derechos se están respetando. En el directorio elAbogado podrás contactar con un abogado laboralista de tu localidad de manera rápida y sencilla.

Si tienes pensado dejar tu puesto de trabajo por el motivo que sea, en este artículo te explicamos la mejor manera de comunicárselo a tu responsable. Si buscas nuevas oportunidades laborales, entra en InfoJobs y encuentra un nuevo empleo

Ver ofertas de empleo

 

Lorena Fernández, abogada laboralista en elAbogado, directorio de abogados especialista en toda España

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.