Hace unas semanas me pidieron que impartiera una conferencia a los estudiantes de una universidad y se quedaron sorprendidos cuando les puse en la pantalla una fotografía de una oficina del INEM con una cola de personas esperando en la puerta, y les dije: “eliminad esta imagen de vuestra mente literalmente como si no existiera”. A esto, alguno replicó ¿cómo vamos a eliminar esa imagen si eso es lo que hay?, ¿no sería negar la realidad y auto engañarse?
Estas preguntas tienen una lógica aplastante. El nivel de paro en España es el que es, que en el caso de los más jóvenes llega hasta casi el cincuenta por ciento. ¿Cómo se van a negar esos hechos y no tenerlos en cuenta a la hora de considerar nuestras posibilidades? Esto es lo que dice la razón, pero cuando se trata de conseguir nuestros objetivos, no todo es lógica y razonamientos, hay otras dimensiones de nuestra mente que hemos de gestionar adecuadamente y usar todo su poder.

Pensar en positivo

Yo les dije a estos estudiantes que eliminasen esa imagen de su cabeza por una razón fundamental, una ley cuyo desconocimiento puede impedirnos lograr lo que buscamos: aquello en lo que piensas continuamente es lo que se manifiesta tu vida. Si piensas en el éxito, si te ves teniendo éxito, si piensas en cómo lograrlo, el éxito acaba manifestándose en tu realidad. Por el contrario si piensas en el fracaso, en las dificultades y en los impedimentos, el éxito difícilmente llegará porque tu atención no está centrada en él.  Aquello en lo que pensamos y centramos nuestra atención se expande en nuestra vida.

A estos estudiantes les pedí que eliminaran esa imagen de su mente, no que hiciesen ojos ciegos a la realidad y se auto engañasen. Eliminar esa imagen significa que dejan de pensar en el fracaso y pasan a pensar en el éxito. ¿Hay posibilidades de éxito, de conseguir un buen trabajo? Sí, claro que sí, hay personas, jóvenes recién salidos de la universidad que están consiguiendo trabajo y, algunos, en unas buenas condiciones, no para todos es trabajo precario y mal pagado. Si hay personas que lo consiguen ¿por qué no puedes ser tú una de ellas? No hay ninguna razón que lo impida. “Sí, pero esos que lo consiguen son muy pocos en comparación con todos los que lo buscan” me dijeron, a lo que yo respondí: “tú puedes ser uno de ellos”.
Decía Henry Ford: “tanto si usted cree que puede como que no, está en lo cierto”. Si crees que algo es imposible, lo es. Si crees que algo es muy difícil, lo es. Si crees que algo es posible, lo es. Si crees que algo es un reto pero que lo puedes lograr, lo acabarás logrando.

Creer es poder

El éxito en cualquier objetivo que nos planteemos comienza por el interior. Has de creer que puedes conseguirlo. Pero no se trata de una creencia ciega y desconectada de la realidad. Si otros lo están consiguiendo, tú también puedes. Te cuento una historia.
En 1954, un atleta llamado Roger Bannister se convirtió en el primero en correr una milla en menos de cuatro minutos. Esta marca se había intentado batir durante más de cien años, pero nunca se había logrado. Los médicos y científicos de la época decían que conseguir tal hazaña era humanamente imposible. Teniendo esto en cuenta, lo conseguido por Bannister fue un logro asombroso. Pero lo realmente asombroso fue lo que ocurrió después: en los siguientes siete meses, esa marca fue batida por otros 37 atletas; y en los siguientes tres años por otros 300.
Lo que había roto Bannister no fue sólo una marca de velocidad, sino una limitación mental, una creencia de que esa marca estaba más allá de las posibilidades humanas. Cuando otros vieron, creyeron, que era posible, se lanzaron a por el objetivo y lo consiguieron. Mientras creían que era imposible, por más que lo intentaban nunca lo lograban, su mente marcaba el límite.
Si hay personas que están logrando buenos trabajos, tú también puedes. Adopta esta creencia y desde ella trabaja para lograr tu objetivo. Olvídate de las colas del INEM y pon en tu mente la imagen de personas como tú que están logrando el tipo de trabajo que deseas y para el que seguramente estás sobradamente preparado (y si no lo estás, prepárate).
Que tengas un gran día.
Juan Manuel Martín Menéndez es consultor, conferenciante y autor del libro ‘Que tengas un gran día’. Después de una carrera como ejecutivo, se embarcó en un viaje personal de búsqueda y transformación que le llevó a cambiar por completo el rumbo de su vida. En la actualidad se dedica a enriquecer la vida de otras personas a través de sus libros, conferencias e iniciativas empresariales.
También te puede interesar: Aprovecha tu talento para ser feliz

 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Deja un comentario