5 consejos para impulsar tu desarrollo profesional

Adquirir nuevas habilidades, tener nuevas responsabilidades, las estancias de trabajo en el extranjero o las rotaciones a otros departamentos bien pueden desarrollarte profesionalmente

26 Ago, 2016
8.495 views

Sílvia Forés

Directora de Recursos Humanos en Baker & McKenzie Barcelona
Querido candidato: 
 
En nuestro último mail me preguntabas cómo encauzar correctamente tu integración en tu nuevo puesto de trabajo. Me alegra saber que las cosas van bien y estás teniendo buenos resultados. 
 
Tu pregunta de hoy va enfocada al largo plazo, en relación con tu desarrollo profesional. Entiendo que estás contento en tus funciones actuales, te gusta lo que haces y la empresa, pero tienes inquietudes para crecer profesionalmente y esto es muy bueno.
 
En líneas generales, debo hacer de antemano un par de aclaraciones. Primero, existen empresas, como por ejemplo, las firmas dedicadas a servicios de consultoría, donde la carrera profesional y los distintos requisitos para ir progresando en la escala están muy definidos. 
 
Sin embargo, en la mayoría de empresas y especialmente en ciertos puestos, la posible progresión profesional no está clara y de entrada el puesto es el que es sin ofrecer mayor posibilidad de carrera profesional. Piensa, por ejemplo, que si preguntas a un empresario en la entrevista: "cómo podré progresar profesionalmente en su empresa", habría algún caso en que dicho entrevistador se asustaría pensando que una persona con demasiadas pretensiones no encajaría. Otro quizás lo valoraría positivamente como señal de persona con ambición. Una misma actitud puede interpretarse con varias lecturas, dependiendo del tipo de empresario con el que te encuentres y lo que valore del candidato para ese puesto.
 
Mi segunda reflexión tiene que ver con lo que entendemos por desarrollo profesional. Muchas personas piensan automáticamente en un ascenso en vertical, mayor cargo, más responsabilidades y más salario. Existen, sin embargo, otras modalidades de desarrollo profesional, desde mi punto de vista, que no tienen que ver directamente con una promoción.
 
La adquisición de nuevas habilidades, la responsabilidad sobre nuevos proyectos, las estancias de trabajo en un país extranjero o las rotaciones a otros departamentos bien pueden desarrollarte profesionalmente. No subestimemos los beneficios que estos movimientos  pueden reportarte a nivel profesional, incluso vital, aunque no se traduzcan directamente en un ascenso.
Aclaradas estas dos distinciones, centraré mis consejos en este tipo de empresas como en la que estás ahora, donde de entrada se te ha contratado para un determinado puesto, que es el que es y no se visualiza mayor progreso. 
 
Soy de la opinión de que uno mismo puede hacer crecer su propio puesto de trabajo o bien encontrar el modo de avanzar en una empresa, por más limitada de posibilidades que parezca. Y para ello hacen falta dos ingredientes fundamentales: pasión desenfrenada y visión empresarial.
 
1. Pasión desenfrenada
 
Para hacer que algo progrese (tu puesto, tu trabajo) debes amarlo y dedicarte a él en cuerpo y alma. 
 
2. Visión empresarial
 
Tus esfuerzos de desarrollo deben ir en línea con los objetivos de la compañía. De nada sirve esforzarse y dejarse la piel si no enfocas tus energías en la línea adecuada, es decir, te será más fácil crecer profesionalmente en cuanto ello implique hacer crecer a la empresa.  
 
Fíjate que ambos ingredientes son cruciales para intraprender, palabra tan de moda, y que en el seno de una empresa suele traducirse en un excelente modo de desarrollo profesional. 
 
Las personas que nos dedicamos a la selección de personal valoramos especialmente el CV de candidatos que han hecho carrera en una empresa, pero no necesariamente en el sentido de escalar puestos, sino al haber asumido retos y distintas responsabilidades que han enriquecido su perfil. Piensa que tu crecimiento profesional puede ser dentro de una misma empresa o bien acumulando varias experiencias externas. Pero sí que te recomendaría que, si encuentras ese puesto y estás a gusto en la compañía, intentes desarrollarte desde dentro. El CV estable sigue estando muy bien valorado. 
 
Añadiría tres consejos más prácticos para finalizar: 
 
3. Identifica algún mentor
 
Nos referimos a una persona que haya hecho carrera en la empresa y pueda servirte de modelo. Seguramente sus consejos serán muy útiles para ayudarte en tu crecimiento.  
 
4. Ten paciencia
 
Para crecer profesionalmente primero debes dominar tu puesto con maestría, ser un buen especialista en tu campo y conocer bien la compañía. Querer crecer demasiado rápido puede ser contraproducente.
 
5. Analiza tus habilidades
 
Es decir, si aquellas que hasta la fecha has empleado para llevar a cabo tus funciones son suficientes para tu futuro desarrollo profesional. Estudia si quizás debes adquirir nuevas competencias, como por ejemplo en dirección de equipos, si precisamente el reto es formar tu propio team. Lo que te ha valido en una etapa profesional puede no ser suficiente para asegurar el éxito profesional en la siguiente. 
 
En definitiva, cuestiona si ese deseo de progreso profesional viene acompañado en tu caso por esa pasión de la que hablábamos al principio y por las habilidades necesarias para llevarlo a cabo y además, no menos importante, si estás en la empresa adecuada y alineado con ella para cumplir tu sueño.
 
¡Mucha suerte!
 
Sílvia Forés es Directora de Recursos Humanos de Baker & McKenzie Barcelona y experta en selección de personal. Autora del libro de Plataforma Editorial "Sólo puede quedar uno. Diario de un proceso de selección".

¿Buscas nuevas oportunidades laborales?

Ver ofertas en InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Inscríbete gratis para ver el webinar
Nombre y apellido * Email * Sector Profesional *
¿Quieres trabajar en everis?