No existe un patrón definido ni una lista cerrada de las conductas que caracterizan la situación de acoso en el trabajo. Sin embargo, hay una serie de actitudes que pueden indicar que se trata de mobbing y también hemos de tener en cuenta que estas conductas deben ser ejercidas en un periodo de tiempo prolongado, no basta con una o varias (pocas) veces.

En este sentido, se puede clasificar el mobbing según los factores que lo provocan:

Medidas de Organización:

  • Obligar al trabajador a ejecutar tareas en contra de su conciencia.
  • Cambiar la ubicación de la persona separándola del resto de sus compañeros.
  • No asignar tareas al trabajador o asignarle tareas por debajo de sus capacidades y/o degradantes.

Aislamiento y vida social de la victima en el entorno laboral

  • No dirigir la palabra a la persona y/o tratar como si la persona no existiera.
  • Rehusar la comunicación del trabajador mediante miradas, gestos o directamente no comunicarse con la persona.

Violencia física y Agresiones Verbales

  • Violencia sexual.
  • Amenazas de violencia física.
  • Maltrato físico.
  • Gritar, insultar.

Ataques a la actitud y creencia de la víctima

  • Ataques la vida privada de la persona y a sus creencias religiosas.

Este listado, aunque no exhaustivo, es una muestra de las conductas que se aprecian como acoso laboral.

Para poder identificar la situación de acoso, debemos tener en cuenta las siguientes fases:

1. Fase de Conflicto

En todas las relaciones laborales y en los ámbitos laborales pueden surgir desavenencias o conflictos interpersonales que se solventan en un periodo corto de tiempo satisfactoriamente, en la mayoría de los casos. No obstante, puede haber problemas que no se solucionen y por ende que se cronifiquen y den inicio a una situación incipiente de acoso.

2. Fase de estigmatización

En esta fase el trabajador que acosa empieza una serie de actitudes, en distintas modalidades que tienen como finalidad menospreciar e instigar al trabajador que quiere acosar. Esta fase puede durar desde meses hasta años y variar (aumentar) de intensidad en las actuaciones.

3. Fase de intervención de la empresa

En esta fase, la empresa tiene conocimiento de los sucedido y debe aplicar una serie de medidas contundentes para solucionar el conflicto de una manera positiva. Ahora bien, suele pasar que las empresas, con sus actuaciones, contribuyan a la culpabilización de la víctima, por la que ésta solo ve como alternativa temporal pedir la baja médica -sucesivas a veces- solicitar una incapacidad o una baja voluntaria del trabajo.

4. Fase de marginación o exclusión de la vida laboral

El trabajar después de sufrir largos periodos de tiempo siendo acosado compatibiliza su tiempo de trabajo en largas bajas médicas con lo que definitivamente queda en una situación de exclusión del ámbito laboral.

El mobbing o acoso laboral es una situación compleja que requiere de la identificación y prevención por parte de las empresas, pues éstas son las responsables de velar y garantizar la salud de los trabajadores en un ámbito laboral.

¿Quieres cambiar de trabajo o encontrar uno nuevo? En InfoJobs tenemos ofertas para ti

VER OFERTAS

Alexandre Fontelles es Director del bufete de abogados laboralista Fontelles Abogados. Escribe en su blog de derecho laboral y publica vídeos con consejos semanales en el canal de YouTube Fontelles Abogados

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Si tienes alguna consulta relacionada con tu cuenta en InfoJobs o aún no estás dado de alta como Candidato, consulta aquí.