Cómo combatir el estrés con humor

El humor puede ser muy útil para combatir el estrés e incluso puede ayudarnos a afrontar los desastres empresariales más extremos

26 Jun, 2014
3.307 views

Eduardo Jáuregui

Co-fundador de Humor Positivo
Solemos pensar que el estrés se dispara ante una amenaza. Pues no. El estrés se dispara ante la percepción de una amenaza. No es el hecho en sí que nos afecta, sino cómo la mente lo interpreta. Una araña puede ser un animalillo relativamente inofensivo, pero para muchas personas, cualquier encuentro con un arácnido les pone los pelos de punta.
 
El estrés puede evitarse o moderarse si incidimos sobre la manera de percibir el potencial estresor. Es sólo cuestión de cambiar de perspectiva. Y aquí es donde el humor puede ser muy útil, ya que muchos tipos de humor se basan en la transformación y deformación de la realidad. 
 
El humor puede ayudarnos a afrontar incluso los desastres empresariales más extremos. Durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial en Londres, muchas tiendas colgaban en sus escaparates carteles que decían “Open as Usual” (Abiertos como de costumbre). Cuando una bomba destruyó un edificio comercial, una tienda quedó totalmente destrozada. Sólo quedaba en pie una pared del negocio. Y fue justamente ahí donde el dueño colgó un cartel con el mensaje: “More Open Than Usual” (¡Más abierto de lo habitual!). Si conseguimos desarrollar una décima parte del sentido del humor de este empresario británico, el estrés nunca podrá con nosotros.
 
Una manera de cambiar de perspectiva es buscar el lado positivo de un acontecimiento en principio negativo. Te proponemos el siguiente ejercicio:
 
1. Elabora un listado de cinco situaciones que habitualmente te producen estrés. 
 
2. Para cada una de ellas, busca 5-10 razones convincentes por las que se trata, en realidad, de una noticia espléndida, aunque sea siguiendo una lógica un tanto estrafalaria.
 
3. Comienza todas las frases con una exclamación positiva tipo “afortunadamente”, “genial”, “estupendo”...
 
4. No pienses demasiado, escribe lo primero que se te ocurra, y no te asustes si se te ocurren ideas un poco absurdas –de eso se trata.
 
5. Por ejemplo, la impresora se vuelve loca y empieza a imprimir hojas de manera descontrolada:
¡Genial, tengo la impresora más potente de todo el departamento!
¡Qué suerte, he aumentado mi paquete de hojas para el reciclaje!
¡Afortunadamente, así podemos comprobar que la impresora no se atasca y funciona a prueba de bombas!
¡Qué pasada, debe estar desarrollando su propia personalidad! Sigue así pequeña, que juntos ganaremos el Nobel de la Ciencia...
 
Frases para las crisis 
 
Hay ciertas frases que, sin minimizar la gravedad de los acontecimientos que se nos presentan, nos ayudan a vivirlos a través del prisma del humor. Está bien tenerlas a mano para cuando se presenten los problemas. Algunos ejemplos:
 
En momentos de crisis: “Bueno ya sabes que la crisis de hoy es la anécdota aburrida de mañana”.
 
En una época difícil: “Cómete un sapo vivo para desayunar, y nada peor te pasará en todo el día”. 
 
Cuando un compañero te ha metido en un buen lío: “Algún día nos reiremos de esto. Pero hoy, te mato.”
 
Cuando os han encasquetado un buen ‘marrón’: “Bueno, ya nos han asignado el proyecto. Es terriblemente complicado, y desde luego no nos han dado mucho tiempo para completarlo, pero eso sí... es un rollo absoluto.”
 
Cuando parecía que las cosas no podían empeorar, y empeoran: “Bueno chicos, veo una luz al final del túnel... pero creo que es la del tren que viene en dirección contraria.”
 
Cuando se desatan todos los infiernos de Hades y no puedes más: “¡Mantenedme alejado de las ventanas abiertas durante los próximos 10 minutos!” 
 
Pausas para reír 
 
Además de transformar una realidad que no nos gusta, hay otro método que nos puede ayudar a reducir el nivel de estrés. Consiste en interrumpir la actividad laboral brevemente para tomarnos un descanso lúdico, o aprovechar los descansos del día para introducir actividades divertidas. De esta manera, reestablecemos el buen humor y nos recargamos de nuevas energías para continuar. Es como un cortafuegos emocional que evita la propagación de los malos humos a toda la jornada laboral.
 
 
Eduardo Jauregui es autor del libro Alta diversión: Los beneficios del humor en el trabajo. Además de su trabajo de consultor, es Profesor del Departamento de Business and Social Sciences de Saint Louis University, donde imparte clases de Psicología Positiva, entre otras materias.
 
También te puede interesar: Twitter: @edujauregui1 | Web: humorpositivo.com

 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Inscríbete gratis para ver el webinar
Nombre y apellido * Email * Sector Profesional *
¿Quieres trabajar en everis?