Como suele pasar siempre, la teoría nos la sabemos muy bien y somos conscientes de que tenemos que adaptar nuestro perfil profesional a cada oferta de empleo concreta a la que optamos. Sin embargo, la práctica suele ser completamente diferente.
No hay que olvidar que el proceso de buscar trabajo, con independencia de que estés con trabajo o sin él, no deja de ser tu trabajo a tiempo parcial o completo.
Uno de los peligros, como todos los procesos de nuestra vida, es el adquirir rutinas que nos llevan a hacer parte de nuestras tareas de forma mecánica. Esto también pasa en la búsqueda de empleo y más en la labor de mandar el CV a una oferta específica.
Primero debes determinar si dentro de tu ocupación puedes ocupar un puesto o varios, es decir, imaginemos que eres un profesional de Marketing. Tendrás que determinar si puedes o quieres trabajar de administrativa/o especialista en marketing, de técnica/o de marketing nacional y/o internacional, de director/a del departamento, etc.  Porque el enfoque de tu CV será muy diferente según el puesto al que quieras acceder.
Está claro que siempre debes tener un currículum genérico que deberás utilizar, por ejemplo, cuando realices una autocandidatura… es decir, cuando mandas tu CV a una empresa sin saber si necesitan a alguien con tu perfil profesional o no.
Sin embargo, estamos ante el caso de que optas a puestos de trabajo que surgen de una necesidad de una empresa plasmada en una oferta de trabajo que has visto. Lo primero que hacen muchos al leer que es un puesto de electricista al que quieren optar, por ejemplo, es buscar donde tienen que enviar su CV para mandarlo cuando antes. Y esto es un error.
Lo primero que debes plantearte como candidato es leer al detalle la oferta donde se especifican las funciones que tendrás que desempeñar, cuáles son los requisitos imprescindibles solicitados por esa empresa para desempeñar ese puesto, los requisitos o competencias valoradas y todo lo demás indicado. Éste será tu objetivo número uno. Será entonces cuando tu CV estándar tendrá que ser adaptado para ese tipo de puesto de trabajo para comenzar a adaptarlo.
Es evidente que, a medida que vas acumulando experiencia has podido realizar muchas funciones y no puedes detallarlas todas. O, es más, muchas personas que en diferentes empresas han desempeñado el puesto de trabajo de comercial se dedican a relatar las mismas funciones en la experiencia de cada una de esas compañías (cuando se debe tener claro que desempeñar un puesto de comercial en cada empresa es un mundo diferente). Tienes que afinar y saber contar lo que esperan de ti como candidato.
El hecho de adaptar tu CV a una oferta concreta puede llevarte un par de días. Porque primero lo tendrás que adaptar, volver a leerlo, reflexionar sobre si está bien plasmado, etc.
No podemos pretender que el departamento de selección que gestionará nuestro perfil para la oferta concreta a la que queremos optar adivine las funciones específicas que hemos desempeñado en otras empresas. Si algo queremos que quede claro debemos especificarlo en nuestro CV.
En estos momentos en los que existe tanta competencia debes trabajar tu CV para conseguir llegar a la entrevista de trabajo, donde podrás explicar con más detalle tu manera de ser y tu forma de trabajar. Pero para llegar a eso tendrás que pasar previamente el filtro de selección.
Y para finalizar, una última reflexión. Como siempre digo, la pereza es tu peor aliada. No te dejes llevar por ella en tu proceso de búsqueda activa de empleo. Cada vez más, tienes que ser más exigente en tu proceso y seguir puliéndolo constantemente.
Juan Martínez es Licenciado en Derecho y tiene un Máster en Gestión y Dirección de Recursos Humanos. Es autor de “El blog de Recursos Humanos”.

¡Mira las ofertas de empleo de estas empresas!

Ver ofertas en InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.