Ser un buen líder es mucho más que gestionar equipos o conseguir resultados. Los buenos líderes transforman las organizaciones. Saben cómo despertar lo mejor de los trabajadores y motivarlos para superar sus limitaciones.
Pero, ¿qué cualidades tienen en común los líderes que marcan la diferencia? Un nuevo estudio mundial publicado recientemente por la consultora norteamericana Page Executive revela 7 de las claves que se esconden detrás del buen liderazgo.
Clave 1: Anticipar el futuro
Los buenos líderes tienen agilidad para adaptarse con rapidez a los cambios e imprevistos. Son proactivos en vez de reactivos y su visión estratégica les permite anticipar el futuro, prevenir riesgos y detectar oportunidades para la consecución de objetivos a corto y largo plazo.
Clave 2: Gestionar el talento 
Impulsar nuevos retos en el puesto de trabajo y hacer que los trabajadores sientan que su rol en la empresa es importante son dos aspectos cruciales para retener el talento. Los buenos líderes saben cómo gestionar el talento, mantener a los equipos motivados y crear vínculos emocionales para lograr la consecución de objetivos.
Clave 3: Pensar en clave internacional
En un mundo cada vez más globalizado, las empresas buscan a líderes que conozcan los mercados internacionales y tengan capacidad para adaptarse y negociar en ambientes multiculturales distintos. Tener una visión global y experiencia internacional se están convirtiendo en requisitos imprescindibles para alcanzar el éxito en el mundo directivo.
Clave 4: Gestionar las emociones 
Liderar con el ejemplo es una habilidad directiva muy importante, pero insuficiente hoy en día. Los líderes que marcan la diferencia saben que aplicar la inteligencia emocional en su día a día profesional les abrirá muchas puertas. Un buen líder tiene que saber escuchar, tener empatía, ser asertivo, implicar a los trabajadores, tener habilidades sociales y potenciar el respeto mutuo.
Clave 5: Apostar por el rendimiento global 
Las empresas valoran a los directivos que van un paso más allá del ROI y comprenden el contexto global de la compañía. Limitarse a perseguir objetivos en un área de expertise sin pensar en global es un error. Los directivos que centran esfuerzos en la consecución de resultados que contribuyen al rendimiento global de la compañía se convierten en figuras imprescindibles en las empresas.
Clave 6: Ser un líder digital
La comunicación digital se ha convertido en uno de los ejes clave para potenciar la reputación online de la empresa. Los grandes líderes son conscientes del poder de las redes sociales y cultivan su presencia en la red para posicionarse como líderes de opinión en su sector y aportar valor a la empresa.
Clave 7: Fomentar el coliderazgo y la colaboración 
Una de las características de los buenos líderes es su poder de persuasión y capacidad por influir a los demás. Los líderes que fomentan el coliderazgo y reparten las responsabilidades directivas entre varias personas tienen más posibilidades de mejorar los niveles de motivación e influir a los profesionales dentro de la empresa. Fomentar un estilo de liderazgo participativo ayuda a potenciar el talento y a la larga aporta soluciones “win-win”.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Deja un comentario