La palabra reinventarse, que apenas era utilizada hace unos años, ha pasado a formar parte de nuestro vocabulario cotidiano. La reinvención de las empresas, la reinvención de los modelos de negocio, la reinvención de sectores enteros de la economía, la reinvención del estado y por último, la reinvención personal. Si algo caracteriza a estos tiempos que vivimos es la necesidad de transformación.
Sin embargo, los seres humanos, en nuestra necesidad de seguridad, tendemos a sentir ansiedad frente al cambio y a lo desconocido. Y esta es la razón por la que la ansiedad se ha convertido en una de las principales dolencias de nuestro tiempo, y los ansiolíticos en los medicamentos más vendidos.
Aprender cosas nuevas
La reentrada, o la entrada en el caso de los más jóvenes, en el mundo laboral está suponiendo para muchas personas la necesidad de transformarse profesionalmente y esto es algo que no sucede de la noche a la mañana, es un proceso que lleva su tiempo y que tiene una única clave: aprender cosas nuevas.
El mundo laboral actual es el de los profesionales, no el de la mano de obra, y es a través de dotarnos de capacidad profesional que abrimos las puertas para que la diosa fortuna nos presente oportunidades. Y no me refiero sólo a profesiones intensivas en conocimiento como los ingenieros; un camarero que aprende sobre las últimas tendencias en hostelería tiene muchas más posibilidades de que le contraten o de abrir un establecimiento nuevo e innovador que otro que no.
No se trata tanto de tirar a la basura todos los conocimientos y experiencia que hemos adquirido en nuestra vida profesional, sino de darles continuidad a través de la adquisición de otros conocimientos que vayan en línea con los tiempos actuales. Un licenciado en derecho puede dar continuidad a esos conocimientos adquiriendo otros de programación de aplicaciones para móviles, y encontrar excelentes oportunidades en empresas que desarrollan aplicaciones relacionadas con el mundo del derecho y la abogacía.
Transformarse para evitar la ansiedad
Lo más importante es no dejarnos caer en las turbulentas aguas de la ansiedad y la depresión y embarcarnos en el viaje de la transformación. La ansiedad se produce cuando sentimos impotencia, sin embargo, cuando estamos en la acción, no hay ansiedad, hay trabajo, hay centrarse en el aquí y ahora, hay proyecto, hay futuro.
Además, el viaje de la transformación es algo que puede ser tremendamente estimulante porque nos renueva, nos saca de la rutina de lo conocido y nos llena el espíritu de ilusión. La clave es no dejarnos atrapar por la duda y por la incertidumbre del futuro y de cómo nos irá. Éste es un viaje en el que embarcarse con el convencimiento de que nos va a ir bien. Ten en cuenta que nuestra creencia profunda acaba dando forma a nuestra realidad; si crees que puedes, puedes, si crees que no, es que no. Para ver cualquier resultado en nuestra vida exterior, primero tenemos que crearlo en nuestro mundo interior.
La mitología clásica habla del Viaje del Héroe como el de aquel al que la vida le invita a una aventura de la forma en que normalmente nos suele hacer estas invitaciones: a través de la pérdida. A lo largo del viaje, el héroe se ve enfrentado a diferentes retos que le van transformando y enseñando cosas para después volver a casa victorioso y más sabio. Lo que el héroe no pierde nunca es la confianza en el viaje, en el proceso y en su victoria final.
Si estás en situación de desempleo, te invito a embarcarte en tu viaje del héroe y emprender el proceso de la transformación profesional que te lleve a un futuro brillante y altamente satisfactorio.
Que tengas un gran día.
Juan Manuel Martín Menéndez es consultor, conferenciante y autor del libro ‘Que tengas un gran día’. Después de una carrera como ejecutivo, se embarcó en un viaje personal de búsqueda y transformación que le llevó a cambiar por completo el rumbo de su vida. En la actualidad se dedica a enriquecer la vida de otras personas a través de sus libros, conferencias e iniciativas empresariales.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Deja un comentario