Simon Dolan, director de la Cátedra del Futuro del Trabajo de ESADE y autor de más de 60 libros, acaba de publicar Cyberness, una obra futurista en la que nos habla de cómo la era cibernética está cambiando todo lo que nos rodea y de cómo la fortaleza interior y la espiritualidad cada vez jugarán un papel más importante en nuestra sociedad.

– ¿La sociedad en la que vivimos nos empuja a la infelicidad?

Hemos dado pasos de gigante en la mayoría de disciplinas, pero una gran parte de la humanidad continúa pasando hambre. A pesar de toda la riqueza que hemos creado, incluso aquellos que controlan la mayoría no parecen estar satisfechos. Vivimos en una contradicción aparente: basar la felicidad en lo material es una receta asegurada hacia el fracaso.

– ¿Dónde empieza el cambio?

La solución no pasa por continuar haciendo lo mismo porque al final agotaremos todos los recursos y nos quedaremos sin nada. Necesitamos encontrar nuevas maneras que permitan una vida digna para todas las personas sin poner nuestra especie en peligro de extinción.

– ¿Qué futuro nos espera?

Si no creamos el futuro nosotros, siempre estaremos sujetos a la suerte. En vez de tener expectativas fatalistas de un futuro controlado por políticos y gente de negocios que se mueven por sus propios intereses, tenemos que cultivar la convicción de que podemos tener un impacto directo en nuestro futuro. Este tipo de pensamiento nos ha traído periodos de gran riqueza en el pasado en términos de desarrollo, descubrimientos e invenciones. Cultivarlo hoy es más importante que nunca. Necesitamos empezar a cuidar nuestro mundo y nuestro futuro. ¡El mañana es hoy!

– En el libro sostienes que la humanidad se está dirigiendo hacia una nueva sociedad

Estamos ante una oportunidad histórica para hacer cambios fundamentales en la forma en que vivimos, estudiamos, trabajamos y gestionamos la economía. La era cibernética exigirá líderes con fortaleza interior. También requerirá que las naciones integren este tipo de fortaleza, ya que, de lo contrario, corremos el riesgo de provocar nuestra propia destrucción. Estamos a punto de presenciar los cambios más dramáticos desde la civilización antigua hace 10.000 años.

– ¿Qué tipo de cambios?

Nos estamos dando cuenta de que formamos parte de un mundo interconectado. Se está gestando una nueva visión del mundo en la que se está dando un salto fundamental en materia de valores. Estamos en un momento en el que se nos presenta una oportunidad para cambiar el mundo. Sí, podemos conseguir aquello que nos propongamos. Pero tenemos que ir con mucho cuidado con lo que soñamos. Y lo más importante: tenemos que salir de nuestra zona de confort.

– ¿Fracasar es de sabios?

Navegar con la costa a la vista sin adentrarse en el mar abierto nunca nos traerá aguas nuevas. Este tipo de pensamiento lineal, utilizado a menudo por líderes de negocios, académicos y políticos, nunca permite llegar a nuevas aproximaciones o soluciones. Sólo aventurándonos en aguas turbulentas podemos navegar hacia el mar abierto y descubrir nuevos territorios.

– Un reto difícil

La fortaleza interior se convertirá en una de las competencias más exigidas en los directivos del siglo XXI. Este tipo de ‘soft skill’ debería ser parte íntegra de cualquier programa directivo y también de la educación de los jóvenes para aumentar la confianza en uno mismo y desarrollar una personalidad responsable. En ESADE estamos organizando un congreso mundial sobre espiritualidad y creatividad en el que participarán académicos, líderes espirituales y políticos para debatir cómo impulsar la fortaleza interior en el managementLa nueva generación de líderes tiene que ser capaz de ayudar a la gente a salir de su zona de confort para aportar soluciones creativas y nuevas maneras de vivir más profundas.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Deja un comentario