Tanto si dispones de una larga lista de contactos como si mantienes un cargo importante en la empresa donde trabajas, es probable que conocidos tuyos te hayan escrito para pedirte una recomendación laboral. Sin embargo, antes de ejercer como un buen amigo e invitarles a unirse a tu plantilla, es importante que tengas varios aspectos en cuenta. Sabemos que el cariño es un factor muy significativo que hará que no te resistas a echarle un cable, pero recuerda que no debes poner tu reputación en riesgo, pues el mero hecho de recomendar a una persona para un trabajo implica que éste deberá ejercer perfectamente sus funciones.

 

recomendación-laboral-infojobs

 

Existen empresas que ofrecen un bonus económico a su equipo de trabajo por recomendar a personas que encajen en las vacantes. Las compañías están continuamente persiguiendo talento que les ayuden a seguir creciendo y, si eres una de las personas que consigue reforzar la plantilla, podrán contemplar que te involucras con la empresa. Si lo haces, estarás contribuyendo a una mayor cohesión con los equipos y a agilizar los procesos de selección.

 

A continuación, te presentamos las 5 cosas que debes considerar antes de recomendar a un amigo para un trabajo:

 

1. ¿Se aceptan recomendaciones?

En primer lugar, asegúrate de que la empresa acepta recomendaciones. No desaproveches tu tiempo -ni el de tu amigo- sin estar 100% seguro de que realmente tiene posibilidades. Bien es cierto que, hay algunas empresas, que no aceptan recomendaciones porque confían en su propio método de contratación, ya sea su propio o el mismo departamento de Recursos Humanos.

 

2. Historial en el mundo laboral

Antes de recomendar a una persona para un trabajo, acuérdate de revisar su historial laboral. Debes asegurarte de que no tenga problemas de mala conducta, pues ello lo convertirá en una recomendación deslucida que podría afectaros a ambos.

 

3. ¿Cumplirá con los requisitos?

Si existe una vacante en tu empresa, es precisamente porque se espera atribuirle una responsabilidad. Así pues, también debes asegurarte de que aquel amigo o amiga que vas a recomendar cumple con los requisitos exigidos para el puesto y se ajusta al perfil que demanda la empresa. Por más aprecio y consideración que puedas tener hacia esa persona, tu empresa es igual de importante.

 

4. Vínculo personal

Si a día de hoy vuestro vínculo no pasa por su mejor momento, no es recomendable que le recomiendes sólo porque crees que así se solucionarán las cosas. La convivencia es complicada, pues el mero hecho de verte día tras día acaba desgastando ese vínculo; sin embargo, si se diera el caso, deberíais uniros para hacer frente a las adversidades o infortunios del trabajo y también puede darse el caso contrario, que vuestra relación se fortalezca.

 

5. Favor a cambio de profesionalismo

Si tu amigo es finalmente aceptado en la compañía, ese sentimiento de deuda que tendrá él hacia ti podrá devolverse en profesionalismo y resultados. Además, te observarán en la empresa como un trabajador comprometido que confía en la misma para atraer a personas que aprecias y valoras profesionalmente. Además de que sabrán que dispones de una buena red de contactos.

 

La recomendación laboral puede ayudar a cubrir esa vacante que urge en la empresa; sin embargo, si ese/a amigo/a no pudiera por el motivo que fuere, la difusión de la noticia contribuirá a encontrar a otro candidato igual de válido. Según estudios, un 70% de los empleos se cubren a través de redes de contactos. Esto nada tiene que ver con los enchufes, tiene que ver con las referencias positivas.

 

 

Tanto si tus amigos como tú estáis en búsqueda de trabajo, ¡no olvidéis pasar por InfoJobs para enteraros de todas las ofertas de empleo que tenemos disponibles!

 

Ver ofertas de InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.