Uno de los impedimentos que encuentra el trabajador cuando decide emprender acciones contra el acoso laboral, es poder demostrar con pruebas de que, efectivamente la situación de hostigamiento y aislamiento continuado en el tiempo existe. Por la importancia de la prueba en el acoso laboral y desde la experiencia vivida en los numerosos casos de acoso llevados por FONTELLES ADVOCATS, queremos dedicar un artículo donde destacamos la necesidad de obtener pruebas desde los primeros estadios del acoso laboral.

El acoso laboral o mobbing, una vulneración de los derechos del trabajador

Es comprensible la dificultad probatoria que existe en los casos de acoso. Por ello, cuando existe una vulneración de los derechos fundamentales del trabajador, como sucede en el acoso laboral, nuestro ordenamiento jurídico encuentra suficiente que el trabajador aporte indicios que demuestren una sospecha razonable de acoso moral en el trabajo. Una vez aportados, será la empresa la responsable de acreditar lo contrario, conforme no existe acoso moral o que se han aplicado las medidas preventivas necesarias.

¿Qué pruebas necesito para denunciar acoso laboral?

Aunque se prevea la excepción de la carga probatoria para el trabajador, la problemática no se elimina y es difícil probar una situación donde hay apariencia de normalidad, con escasez o sin rastro de documentos escritos.

Por esta razón, es destacable la importancia que tiene la recopilación de pruebas desde que se conoce que nos encontramos ante un caso de acoso laboral. En este sentido, nuestros Tribunales ha reconocido la validez de grabaciones y conversaciones de WhatssApp como medios de prueba para demostrar que el trabajador ha sido acosado, sin que suponga una vulneración a la intimidad y al secreto de las comunicaciones.

Como documentos, también se puede aportar correos electrónicos del cual se derive una conducta hostil en contra del trabajador. Por ejemplo, mandar tareas degradantes o por debajo de su categoría profesional, comentarios denigrantes, amenazas, chantajes, entre otros.

Para conseguir mayor prueba sobre el acoso, es recomendable poner en conocimiento sobre dicha situación en la empresa a la Inspección de Trabajo, quién tras un procedimiento previo de investigación, levantará acta y un informe final de valoración sobre el acoso.

Una vez denuncio el acoso en mi trabajo, ¿qué ocurre?

Una vez inmersos en un procedimiento judicial, ya contamos con las pruebas clásicas que se solicitan, como es el interrogatorio del acosador, testigos como compañeros de trabajo que hayan vivido la degradación del trabajador, así como informes periciales donde se acredite la afección a la salud de la víctima.

Como siempre, recomendamos ponerse en manos de un especialista en materia de Derecho laboral y acoso en el trabajo desde las primeras sospechas, pues puede asesorarte en las pruebas que serían necesarias para justificar la existencia de acoso moral.

Desde FONTELLES ADVOCATS quedamos a tu disposición como abogados laboralistas con una extensa trayectoria en litigios sobre acoso laboral.

Si aún no tienes claro si estás sufriendo acoso laboral, echa un vistazo a este post sobre los 8 casos típicos de acoso laboral. Si quieres cambiar de empleo, echa un vistazo a las ofertas que tenemos para ti

 

Ver ofertas de InfoJobs

 

Alexandre Fontelles es Director del bufete de abogados laboralista Fontelles Abogados. Escribe en su blog de derecho laboral y publica vídeos con consejos semanales en el canal de YouTube Fontelles Abogados

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.