Se acercan las fiestas y con ellas llega una velada especial que todos conocemos y aunque nos emociona, sabemos y entendemos porqué puede llegar a ser algo estresante: ¡la cena de Navidad! Y es que en una situación en la que se junta toda la empresa, se mezclan emociones, se conocen nuevas personas y se reencuentran otras, siempre va a haber espacio para momentos tensos que hemos de aprender a manejar.

La cena de navidad, una momento único en tu empresa

 

cena-navidad-entrevista-infojobs

 

Y llámalo casualidad, pero nosotros conocemos otra situación en la que se mezclan un montón de emociones, expectativas y sentimientos en el área laboral: ¡una entrevista de trabajo! A raíz de esto, y aprovechando el ambiente festivo en el que nos pone diciembre, hemos querido hacerte una pequeña guía de supervivencia que te ayude a superar tanto la cena de Navidad con tu familia, como la más difícil de las entrevistas de trabajo.

 

5 similitudes entre la cena de navidad y una entrevista de trabajo

 

1. Nuevos encuentros

En la cena de Navidad esto se traduce en conocer gente nueva que entra a tu familia o bien en que tú entres a una nueva familia y debas conocer por primera vez a todo un grupo de personas desconocidas para ti. En el caso de la entrevista de trabajo, se asemeja un poco a esta última. Estás entrando en un terreno desconocido donde juegas de visitante y es normal que te ataquen los nervios. Sin embargo, respira y recuerda, hay una razón muy válida para que estés allí, te lo mereces y has llegado hasta aquí por méritos propios, ¡no dejes que los nervios te quiten esta gran oportunidad!

 

2. Expectativas altas

Aunque haya una cena de Navidad cada año, las expectativas siempre son altas, solemos esperar que todo salga bien y es normal tensionarse para intentar que todo esté perfecto. En una entrevista de trabajo, es común que pase un poco lo mismo. A veces nos centramos tanto en lo que creemos que puede salir mal o en evitar que las cosas no salgan de acuerdo a lo planeado que nos olvidamos de disfrutar, de dar lo mejor de nosotros mismos o de aprovechar el tiempo de la mejor manera.

 

3. Preguntas complicadas

Tanto en una entrevista de trabajo, como en la cena de Navidad, habrá temas más difíciles de tratar, preguntas complejas o incluso temáticas que pueden llegar a ser complicados de tratar. Y aunque en la cena pueden ser cosas como fútbol, política o religión, en la entrevista de trabajo las preguntas que hablan sobre debilidades, posibles defectos o incluso las preguntas trampas como “háblame de ti” pueden generarnos ese mismo efecto. Recuerda que la mejor manera de enfrentar ambas situaciones es con honestidad, respeto y sencillamente dándole siempre un enfoque positivo.

 

4. ¿Qué me pongo?

Pregunta clásica antes de cualquier evento, pero que cuando se trata de una cena de Navidad o de una entrevista de trabajo, pesa más. Elegir la ropa adecuada puede sentar el precedente para que estemos más tranquilos en una entrevista, para que nos sintamos bien con nosotros mismos y para que nos enfrentemos con más confianza a cualquier situación. Así que recuerda siempre que la comodidad es importante, y que aunque te arregles y te salgas un poco de tu estilo de cada día, tienes que poder seguir siendo tú y expresarte con toda tranquilidad, tanto en Navidad como en una entrevista de trabajo.

 

5. La presentación

En caso de que tu cena navideña sea en tu casa o con la gente a la que ves cada año, no tendrás que presentarte y dar información sobre quién eres o por qué estás allí. Pero si por ejemplo, este año debes enfrentarte a conocer a toda la familia de tus amigos o tu pareja, llegará el momento en el que tendrás que presentarte y en ese caso, igual que en una entrevista de trabajo, puede que los nervios aparezcan. Recuerda mostrar seguridad, confianza y sobre todo tranquilidad, una buena impresión puede lograr mucho más de lo que imaginas, ¡así que a dejar la mejor posible!

 

¿Le encuentras alguna otra similitud a estas dos situaciones? ¿Estás de acuerdo con las que hemos encontrado nosotros? Esperamos que sí y que al menos, entre risas o comparaciones algo exageradas hayas podido aprender un poco cómo ser y estar en tu siguiente entrevista.

 

 

Si ya te sientes preparado para enfrentar ambas, las fiestas y una nueva entrevista laboral, entonces lo único que te falta es lanzarte. Y nosotros tenemos el mejor lugar para hacerlo, ¡nuestras miles ofertas de trabajo! Pásate y descubre lo que puede convertirse en tu trabajo ideal.

 

VER OFERTAS

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.