En gran parte de las ofertas laborales que se publican a diario y en los procesos de selección que se realizan en las empresas, la experiencia es un factor destacado y muy valorado por los seleccionadores. El bagaje profesional del candidato da credibilidad y deja patente la puesta en práctica de toda una serie de conocimientos y habilidades.

Se hace imprescindible aprender a salvar la falta de experiencia laboral en nuestra búsqueda de empleo; consiguiendo redactar un currículum o defender una entrevista para resultar un candidato idóneo pese a no contar trabajos previos o tener un escaso historial laboral.

A la hora de confeccionar nuestro currículum no debemos caer en el error de incluir información poco relevante a modo de relleno, intentando suplir la falta de experiencias profesionales.

Debemos comenzar por un proceso previo de análisis de la empresa y el empleo al que optamos, obteniendo información sobre cuáles son los principales valores y cultura de la organización, así como los conocimientos o habilidades requeridas para el puesto. Con esta información podemos confeccionar un currículum personalizado y enfocado a la oferta que nos interesa donde podremos resaltar las capacidades y habilidades que somos capaces de desarrollar, tales como por ejemplo la capacidad de adaptación y aprendizaje.

En el apartado formativo, tras la obligada referencia a la formación reglada, es interesante hacer constar cursos, asignaturas o acciones formativas que tengan relación directa con el puesto a cubrir. Esto te puede ayudar a diferenciarte frente a otros perfiles académicos similares.

Es importante enumerar actividades y proyectos en los que te encuentres inmerso o que desarrollaras en algún momento, como por ejemplo prácticas, voluntariados, estancias en el extranjero para reforzar idiomas o incluso tu ayuda en algún negocio familiar o de amigos. Este aspecto a falta de experiencia profesional puede ayudarte a destacar en un proceso de selección, dando a conocer al reclutador que tienes habilidades y capacidades que estas poniendo en práctica y pueden ser relevantes para el puesto a ocupar.

A la hora de afrontar una entrevista, todo el trabajo de investigación que has realizado conociendo la empresa y su organización te será de gran ayuda. Podrás determinar detalles como la manera de ir vestido o qué valores y actitudes destacar más en función de la cultura de la organización.

Es muy recomendable ensayar la entrevista dando importancia a nuestro lenguaje corporal y capacidad de diálogo fluido y natural. Acompañado de una labor de autoanálisis de tus principales fortalezas y puntos débiles, ya que ante la falta de experiencia debemos transmitir confianza sobre qué podemos aportar y ofrecer logrando crear interés en el entrevistador por nosotros.

Eliseo Casamichana es profesional de RRHH y administrador del blog EMFOCA “Empleo y Formación Provincia de Cádiz”

Encuentra aquí los procesos que más se ajustan a ti:

Ver ofertas en InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.