Te aconsejamos que organices tu actividad de una forma sana, cuidando los hábitos que te rodeen en esta nueva situación. Aquí van algunos consejos:

Ponte tareas: mantente activo

“Sólo me apetece estar tirado en el sofá viendo la tele…”: ¡No caigas en esa rutina! Es natural y necesario un periodo tiempo de apatía para recuperarse, ya que al principio de esta situación nada nos gusta y estamos enfadados con el mundo. Mens sana in corpore sano: o lo que es lo mismo, un espíritu equilibrado en un cuerpo equilibrado. ¡Qué gran verdad! ¡Cómo ayuda hacer cosas! Y si es en beneficio de los demás, resulta gratificante.

Gestiona tu tiempo

Estás en paro pero no parado: hay mucho que hacer. Preocúpate por estar activo y organiza tu tiempo.

Es posible que ahora pases más tiempo en casa y surjan los “Pues ya que…”: “Pues ya que estás en paro, ve a hacer la compra”, “Pues ya que estás en paro, ve a buscar a los niños”. Al responsabilizarte personalmente de algunas tareas, puedes reducir gastos superfluos pero ten en cuenta que necesitas tiempo para hacer tus cosas.

Tú y los que te rodean debéis tomar conciencia de tu nueva situación. Estar en paro es algo temporal. De hecho, ahora vas a empezar a trabajar para conseguir un empleo. Así que debes dedicarle tiempo, organizarte, marcarte un horario, unas tareas, una disciplina.

Escúchate a ti mismo

¿Te sientes mal por el hecho de estar en paro? ¿Crees que podrías haberlo hecho mejor en tu último empleo y así no te habrían despedido? ¿O te encuentras mal por el agobio de estar en casa sin hacer nada?

Estar desempleado es un desafío para la persona que lo vive y su autoestima suele verse dañada. Si notas que no mejora tu autoestima, acude a profesionales. Ellos están ahí para ayudarte. No pasa nada, hay que admitir lo que nos sucede y ponerle remedio.  

 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Deja un comentario