Según la EPA, en España hay 7 millones de jóvenes de 16 a 29 años, que suponen un 15% de la población. Entre ellos 4,3 millones se consideran “población activa”, es decir, personas en edad laboral que bien trabajan en un empleo remunerado (población ocupada) o bien se hallan en búsqueda de empleo (población en paro). En concreto, tienen empleo 2,6 millones de jóvenes y 1,7 millones están desempleados. Cabe destacar que entre los jóvenes parados el 23% está buscando su primer empleo.

Los 2,7 millones restantes hasta llegar a los 7 millones, son “población inactiva”: este concepto abarca a aquellos no clasificados como ocupados ni parados y contempla a estudiantes, personas que se ocupan de su hogar, incapacitados u otras situaciones.

En el caso de jóvenes entre 16 y 24 años, la tasa de paro alcanza el 53%, cifra que duplica la tasa nacional.


El 24% de la población activa joven se ha inscrito a ofertas del portal InfoJobs

En este contexto, hemos analizado los jóvenes inscritos en ofertas publicadas en InfoJobs durante 2012. Cabe destacar que:

• 1 millón de jóvenes se han inscrito en ofertas de InfoJobs, cifra que representa el 43% del total de candidatos inscritos.
• Este grupo representa un 24% de la población activa joven a nivel nacional según la EPA.

Elevadas tasas de desempleo y temporalidad en la contratación

Según la EPA, la tasa de paro de los jóvenes de 16 a 29 años es del 41%, quince puntos por encima de la tasa de paro nacional y aproximadamente el doble respecto a 2008. En InfoJobs, del millón de jóvenes que se han inscrito a ofertas en 2012, 781.000 declaraban estar sin trabajo (estos representan un 44% de los jóvenes parados a nivel nacional según la EPA).

Por otro lado, los jóvenes ocupados en 2012 tuvieron un alto índice de temporalidad. El 47% de ellos tenían contratos temporales frente al 19% de los de más de 30 años, según el Informe El futuro de la juventud, impulsado por la Universitat de València. También es cierto que el mismo informe afirma que la temporalidad afecta menos a los universitarios que a los individuos con menor nivel educativo.

Sobrecualificación y “ninis”

Durante el año pasado, el 22,6% de los universitarios realizaron trabajos por debajo de su cualificación, una cifra que se elevó al 28,8% en el caso de los jóvenes con estudios superiores, según el informe El futuro de la juventud. Según él, los españoles con menos de 30 años fueron los que tuvieron más formación de la historia con una media de 10,3 años de estudios, un 50% más que en 1977. Por otro lado, entre este colectivo hubo más universitarios (31%) que en el conjunto de la sociedad (28%).

Paralelamente, los jóvenes de hasta 24 años que realizaron actividades de formación alcanzaron el 59%, 16 puntos porcentuales más que al inicio de la crisis, según datos recogidos en el Boletín Económico de febrero de 2013 del Banco de España.

Las tendencias observadas en InfoJobs son similares: entre los candidatos inscritos en InfoJobs en 2012, los universitarios tuvieron un peso del 46% y en la franja de 25 a 29 años este porcentaje incrementó hasta el 55%.

Como se observa en el gráfico inferior, también podemos ver que los jóvenes de 25 a 29 años representan la generación mejor formada, puesto que en esta franja de edad los % de candidatos formados en cada nivel son los mayores que en el resto de franjas de edad (exceptuando Bachillerato)

Por otra parte, entre la juventud española también encontramos el fenómeno contrario al de la sobrecualificación, el de los “ninis”, que representaron más del 18% de las personas entre 15 y 25 años, según datos de Eurostat, por encima del dato del conjunto europeo, que se situó en el 12%.

Fuente: El País/Eurostat

Dependencia económica, dificultad para encontrar empleo y emancipación

Durante los ciclos de recesión económica, los jóvenes tienen una mayor vulnerabilidad en situación de desempleo ya que no disponen de experiencia profesional anterior, ni tienen posibilidad de encontrar trabajo gracias a las referencias de antiguos empleadores o conocidos. Estos fueron algunos de los argumentos del estudio Información sobre mercado de trabajo de jóvenes, personas con discapacidad, extranjeros, mayores de 45 años y mujeres elaborado por el SEPE.

Según datos de InfoJobs, los jóvenes menores de 24 años son los menos dispuestos a cambiar de residencia por motivos de trabajo. Posibles hipótesis que explican esta tendencia es que no suelen tener recursos económicos para reubicarse y dependen en mayor medida de los ingresos familiares, limitando su ámbito de búsqueda de trabajo a la cercanía a la residencia familiar. Curiosamente, de 25 a 29 años, aumenta notablemente el porcentaje de jóvenes con buena disponibilidad al cambio de residencia, alcanzando el 40%.

Según el estudio Individualización y solidaridad familiar de 2011 promovido por la Fundación la Caixa, el 60% de los jóvenes recibió ese año algún tipo de ayuda económica de sus padres y el 67% vivía con ellos.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Deja un comentario