Solo, descafeinado, de máquina, con leche, con hielo, sin azúcar… Sabes de qué estamos hablando, ¿verdad? Exacto, ¡de café! Y es que como no podría ser de otra forma, esta bebida tan amada por tantos cada mañana se merecía tener su propia día.

 

Existen mil y una formas diferentes de tomarlo, y seguro que tú tienes la tuya a la que eres fiel, pero si quieres empezar bien el día y tener toda la energía del mundo para trabajar, aquí te dejamos 7 cosas que puedes hacer mientras tomas tu primer café del día. ¡Empecemos!

7 consejos para empezar el día con buen pie tomando un café

1. Desayunar sentado y sin prisas

Las prisas no son buenas, siempre lo dicen. Así que si tienes tiempo de sobra por las mañanas, prepárate tu café y un buen desayuno, y siéntate a disfrutarlo con calma. Verás que te sentará de maravilla e irás sobrado de energía para afrontar las primeras horas de la mañana. Avisamos, si lo pruebas, te gustará y te acabarás acostumbrando.

 

2. Leer las noticias

Mientras tomas tu café, puedes enterarte de qué ha pasado en el mundo, bien sea a través de la tele, del periódico, de las redes sociales o de la radio. De esta forma, estarás al día y podrás comentar algunas de las noticias con tus compañeros en el trabajo.

 

 

3. Ponerte al día con tus compañeros

Si no te ha dado tiempo a desayunar en casa, puedes hacerlo en el trabajo con algunos de tus compañeros. No solo disfrutarás de una de tus bebidas preferidas, sino que tendrás tiempo para poder comentar con ellos el partido de fútbol de la noche anterior, el último capítulo de vuestra serie favorita o la última gala de Operación Triunfo. ¡Qué mejor forma de empezar que poniéndote al día con tus amigos!

 

 

4. Seguir con tu libro

Si por la noche se te hizo muy tarde y te quedaste con ganas de leer un capítulo más del libro que te estás leyendo, la mañana siguiente con un café en la mano ¡es el mejor momento! Es tiempo que te dedicas a ti, a relajarte, así que disfrútalos y prepárate para el día. Pero, ¡cuidado, no te despistes! Ya sabes lo que pasa, dices un capítulo más y acabas devorando el libro entero.

 

 

5. Beber un vaso de agua antes

Si quieres disfrutar más de él cada mañana, aquí va un truco que, a partir de ahora, seguro que seguirás cada vez: bebe un vaso de agua antes de disfrutar de tu café. ¿Para qué sirve? De esta forma, limpiarás tu paladar y apreciarás así mejor su gusto, aroma y sabor. ¡Un truco apto solo para los verdaderos amantes del café!

 

 

6. Un café mejor con el estómago lleno

Puede ser que recién levantado no te apetezca comer nada, solo quieres café. Pero tomarlo con el estómago vacío no es la mejor idea: puede afectar a tu sistema digestivo, acelerar la producción de ácido, el cual podría dañar el revestimiento del estómago y causar indigestión o acidez. Mejor comer algo, como una tostada. ¡Consejo de médico!

 

 

7. Probar una nueva receta

Sabemos que eres fiel a tu forma de tomar café, pero ¿te apetece probar una receta nueva? Puede que se convierta en tu favorita. Aquí va: si te gusta el café, pero también el té, ¡mézclalos! Se llama yuanyang, popular en Hong Kong y muy habitual en los almuerzos. Su elaboración es muy sencilla, mezcla café y té dai pai dong, que es té negro con leche evaporada. ¡Ya nos dirás qué te ha parecido!

 

 

Para celebrar el Día Internacional del Café, ¿por qué no lo hacemos con una buena taza de café? Sigue alguno de estos consejos y verás cada mañana como esta maravillosa bebida te sabrá mejor y cambiará tu día para bien.

 

 

¿Necesitas más energía? Conoce 7 hábitos que te ayudarán a tener más energía en el trabajo.

Si estás deseando tener un nuevo empleo y tener tu taza de café ya en tu mesa, ¡echa un vistazo a las ofertas de empleo que encontrarás en InfoJobs! Seguro que encuentras la mejor para ti.

 

Ver ofertas de InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.