Actualmente, y cada vez más, algunas empresas realizan una primera toma de contacto con el candidato para contrastar datos y hacer un primer descarte de aquellos que no son aptos para el puesto, conociéndose como entrevista telefónica.

Esa entrevista telefónica – llamada inesperada y a la vez muy esperada por ti – puede producirse en momentos y situaciones no idóneas como por ejemplo estar en el transporte público, en el supermercado o un lugar ruidoso, dificultando así la conversación y la atención para transmitirle al entrevistador tus valores, aptitudes y motivación por ese puesto.

Por norma general, el reclutador te preguntará si en esos momentos puedes atenderle y, ante esas situaciones de “tierra trágame” o “tenía que ser justo ahora”, puedes decirle amablemente que es esos momentos no puedes atenderle como desearías pidiéndole que te vuelva a llamar más tarde o incluso, preguntándole si es posible que tú le devuelvas la llamada cuando estés en un lugar más tranquilo.

La entrevista telefónica no suele extenderse más de 10 minutos, se trata de profundizar en el interés de la persona por el puesto vacante y de contrastar datos curriculares.

Para que no te quedes en blanco sin saber qué decir cuando te llamen y des una muy buena impresión debes tener en cuenta estos puntos:

  • Currículum Vitae: Es muy importante que te aprendas tu CV, sepas las fechas y puestos en los que has trabajado, formación, estancias en el extranjero, periodos inactivos, etc.
  • Tono de voz: debe de ser adecuado, un tono normal, positivo y alegre. Si te muestras optimista y sonríes durante la conversación el entrevistador lo notará en tu tono de voz, algo que valorará.
  • Actitud: debes de ser tú mismo, los halagos déjalos para otro momento. Te estás enfrentando a una entrevista para un puesto que puede ser tuyo.
  • Muestra interés: es importante que nada más inscribirte a la oferta de empleo, si es posible, indagues en la página web de la empresa para conocerla, incluso a sus empleados a través de LinkedIn.
  • Sé conciso: a la hora de responder a las preguntas, responde de una manera breve y con un lenguaje adecuado, no te explayes en contarle todo lo que sabes hacer o has estudiado. Recuerda que tienen tu CV delante y el entrevistador no va a gastar más de 10 minutos: únicamente quiere corroborar tu currículum, tu interés por el puesto, si cumples con el perfil que buscan y si realmente encajas en su empresa.
  • Escucha: es esencial tener una escucha activa, no te distraigas, céntrate en tu conversación telefónica, olvídate de tu alrededor y no interrumpas y contestes cuando la otra parte está hablándote o preguntándote.
  • Preguntas y dudas: Llegada la parte final en la que ya has expuesto tus motivos por lo que te has inscrito a esa oferta de empleo y repasado tu cv, el entrevistador, para ir finalizando esa entrevista telefónica, te preguntará si tienes alguna pregunta que hacerle. Ése es el momento idóneo para preguntarle algún punto de la entrevista que no te ha quedado claro o bien interesarte sobre la próxima fase del proceso de selección.
  • Cierre: Despídete dando las gracias por el tiempo invertido en ti, mostrándole una vez más tu interés por ese puesto y en mantener una entrevista presencial.

Cristina Domínguez es formadora, emprendedora y cuenta con un Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos de IMF Business School.

¿Buscas nuevas oportunidades laborales?

Ver ofertas en InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.