¿Cómo te preparas para ir a una entrevista de trabajo? Muchas veces, cuando hago esta pregunta, me responden:

– Repaso mi CV

– Elijo cuidadosamente la ropa que me voy a poner y mi apariencia

– Me repito a mí mismo que esta vez lo voy a conseguir

– Elijo una forma de sentarme y una expresión que me han dicho que funciona para estas situaciones

No obstante, lo más importante a tener en cuenta es que si estoy preocupado o tenso, si tengo una expectativa de lo que va a suceder, si intento mostrarme confiado cuando no lo estoy o intento convencerme de algo en lo que en realidad no creo, va a aparecer de una manera u otra.

No sirve intentar mostrarse confiado, tienes que estarlo. 

Te propongo unos pasos sencillos para preparar tus entrevistas de trabajo, liberando tensión y ganando autoconfianza.

1. Escribe una lista de conclusiones, creencias, miedos que tengas con respecto a esta situación. Algunos ejemplos:

– No me va a servir de nada hacer esta entrevista

– No hay trabajo; estamos en crisis

– Todos mis amigos están igual que yo

– Los demás están mejor preparados que yo, etc.

2. Deja el bolígrafo y papel a un lado, cierra los ojos y presta atención al cuerpo. Nota cómo tu cuerpo responde a todos estos miedos o conclusiones, cómo los sostiene y no cambies nada: 

-¿Qué partes del cuerpo estás contrayendo?

-¿Cuál es la zona del cuerpo que te llama más la atención?

-¿Cómo colocas el cuerpo (ladeo la cabeza, cruzo las piernas, aprieto las manos..)?  

-¿Cómo es la expresión de tu cara?

-¿Cómo respiras?

3. Presta atención a una zona del cuerpo donde notes claramente tensión (el pecho o la parte alta de la barriga o el entrecejo o las mandíbulas). No intentes relajarla, sino que lentamente ve incrementando esta tensión.

4. Nota cómo toda tu actitud se va intensificando conforme aumentas la tensión en esa zona (estás más rígido, más pesado, más preocupado, etc). Lleva toda esa tensión a un punto de máxima intensidad, donde toda tu atención y energía estén envueltas.

5. En ese momento suelta de golpe toda la tensión. Respira hondo y asegúrate que has soltado el esfuerzo. Sigue respirando ampliamente durante unos minutos más.

6. Abre los ojos. Siente de nuevo tu cuerpo. Observa tu nivel de energía y confianza. ¿Ha aumentado?

¡Mucha suerte en tu entrevista! 

Enlace de interés

Facebook Método Grinberg

Web Método Grinberg

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Deja un comentario