Hoy en día, infinidad de empresas emplean sus energías en los procedimientos de reclutamiento y selección.
Existen muchos reclutadores, pero no todos son 2.0. Está demostrado que, aquellas empresas que explotan al máximo estos recursos, obtienen mejores resultados de cara a las nuevas oportunidades que vienen ligadas con la transformación digital.
Sin embargo, queda camino por recorrer: no son muchas las organizaciones que examinan la calidad de los reclutadores. El perfil del reclutador de hoy tiene una estrategia de reclutamiento.
¿Quieres saber cómo conquistar al reclutador 2.0? Aquí te lo contamos:
  • Infórmate correctamente de la vacante, conoce las competencias que se relacionan con el perfil buscado. Piensa que el reclutador no tiene mucho tiempo para conocerte y que, los valores del presente ya no se basan únicamente en mirar tu formación. La práctica y el valor agregado que puedas aportar a la empresa será más valorado que la simple formación.
  • Aparición en redes sociales. Será tu carta de presentación. Las más enfocadas al mundo laboral son LinkedIn, Xing o Bee. Facebook o Twitter obtienen un carácter más social porque, si algo diferencia al reclutador de hoy con el de ayer, es su condición social.
  • La actividad que tengas en redes sociales también cuenta. Es un filtro de selección para complementar los valores de los reclutadores a la hora de seleccionar: Comunicación, contexto y contenido.
  • Piensa como el reclutador 2.0. Si tuvieras todas las plataformas disponibles para conocer al candidato antes de la entrevista, ¿querrías conocerlo? Las RRSS reflejan nuestro perfil, gustos y trabajos que hayamos realizado. El reclutador echará una ojeada a tus perfiles antes de conocerte personalmente o vía Skype y querrá interactuar contigo.
  • Los reclutadores pueden acceder a la base de candidatos de portales de empleo. Por ejemplo, si tienes tu perfil en InfoJobs, no te olvides de actualizarlo y vincularlo con tus redes sociales profesionales
  • No olvides tener una cuenta de correo profesional. Será el canal por el que puedas comunicarte tras construirte tu marca personal. Deja a un lado el correo electrónico que tenías en la época de fotolog o Tuenti y abre una cuenta con un nombre más profesional y fácil de recordar. Un consejo: no mezcles la cuenta personal con la profesional. La que usas en tus redes sociales podría ser la personal y aquella con la que no desearías dar información fuera del ámbito laboral
  • No olvides incluir en tus perfiles de trabajo, LinkedIn o Bee tu correo profesional. Facilitarás trabajo al reclutador para que contacte contigo y demostrarás profesionalidad a la hora de “dar la cara” en internet.
Los profesionales y directivos que trabajan en el ámbito de Recursos Humanos, tienen la necesidad de renovarse y entender el funcionamiento del nuevo entramado laboral que reclutará a los trabajadores del futuro.
Para ello, es importante una buena formación en Recursos Humanos para proporcionar las técnicas de recruitment e innovación en gestión del personal para atraer, retener y motivar hacia el employer branding.
Patricia Galiana es periodista y redactora en IEBS Escuela de Negocios de la Innovación y los Emprendedores

¿Buscas nuevas oportunidades laborales?

Ver ofertas en InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.