La nómina es un documento que todos los trabajadores deben recibir mes a mes y en el que figura información muy importante sobre nuestro puesto de trabajo y, lógicamente, del salario que percibimos como empleados. Dentro de la nómina aparecen varios conceptos. Dos de ellos se corresponden al salario neto y al salario bruto.
No serías el primero que, tras haber pactado un sueldo con la empresa, al recibir la primera nómina te quedas con la boca abierta. ¿Por qué no cuadran las cantidades?, ¿por qué estoy cobrando menos de lo que acordamos?
Ten cuidado, porque puede que esta diferencia tenga directamente que ver con el salario neto y el salario bruto. ¿Sabes lo que son y cómo se calculan?

¿Qué es el salario neto y el salario bruto?

Empecemos por el principio. El salario neto es la cantidad que el trabajador percibe, es decir, la parte del sueldo que queda después de haber aplicado las retenciones y cotizaciones a la Seguridad Social.
El salario bruto es lo que percibe el trabajador (el salario neto) junto con todas esas cantidades que pagamos al Estado. En definitiva, estaríamos hablando del coste total que tiene el trabajador para la empresa.

¿Qué conceptos hay que descontar del salario bruto?

Cuando se negocia un salario, el empleador suele hablar en términos brutos. Esto significa que, a la hora de percibir el primer ingreso de la nómina, habrá que tener en cuenta el importe que se nos restará:
  • La retención del IRPF (Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas), un porcentaje que variará en función del sueldo del trabajador y de su situación familiar. Por lo general, cuanto más elevado sea el sueldo, más alta será la porción que se ingrese a la Agencia Tributaria.
  • Las cuotas a la Seguridad Social también son abonadas directamente por la empresa y la cuantía tiene directamente que ver con el tipo de contrato del empleado.

Una calculadora muy práctica

Si quieres calcular cuál será tu salario neto, te recomendamos usar una calculadora específica para obtener este concepto.
Encontrarás muchas herramientas, pero una que puedes utilizar es la de El Economista. Lo único que tendrás que hacer es introducir el salario bruto, el número de pagas, el año de nacimiento, el grado de discapacidad (si corresponde), indicar si tienes movilidad reducida, la categoría profesional y la situación familiar.
Acto seguido verás la retención de IRPF, el salario mensual, la paga extra y el salario anual neto, además de las distintas variaciones que puedan producirse en tres años. Fácil, ¿verdad? Pruébala y resuelve tus dudas al segundo.

¿Buscas nuevas oportunidades laborales?

Ver ofertas en InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.