4 claves para desarrollar el liderazgo

Un buen líder debe reconocer fortalezas y potenciales en los que pueden llegar a ser los próximos líderes

3 Abr, 2012
1.622 views

1. Conoce a tu gente

Los líderes se tornan en efectivos cuando aceptan que no pueden hacer todo para todos. La clave es conocer a tu gente y saber a quién tienes en el equipo del cual puedas depender. Hay que focalizar en las fortalezas de tu equipo y construir a partir de ellas.

Una vez identificadas las cualidades que distinguen un equipo hay que observar a quién destaca y por qué. Hay que profundizar para saber qué es lo que aporta cada individuo al equipo. Además es importante averiguar cómo apoyar sus particulares fortalezas.

¿Quiénes son los potenciales planificadores, ejecutivos y líderes? Esta evaluación proveerá de un conocimiento muy útil. Una vez que sabes quiénes tienen en tu equipo y cómo trabajan entre ellos, se puede determinar las cualidades que distinguen a los que tienen mayor rendimiento, centrándonos en cómo ayudarles a ser los líderes que aspiran ser.

Un equipo respeta a su líder si sabe que existe la confianza; y con una delegación adecuada, un líder puede desarrollar una relación más profunda y fuerte con cada miembro del equipo.

Los grandes líderes saben quiénes son y tienen confianza en sí mismos. Esta confianza les permite reconocer que cada persona que le rodea tiene un papel importante que jugar. Como resultado, están mejor capacitados para construir un equipo y desarrollar a futuros líderes que le complementan y se complementan entre ellos, permitiendo a la organización tener un futuro mejor.
 

2. Reemplaza el miedo con confianza

Una vez creada una cultura con un alto índice de confianza, el próximo paso de un líder es reemplazar el miedo con confianza a través de una focalización en los mensajes correctos, o cambiarlos si éstos ya no sirven.

En una crisis, quienes tienen mejor desempeño, o son líderes potenciales, necesitan que sus líderes emitan confianza. Confianza no sólo en la situación sino en ellos, de manera que se vean capaces de aportar un cambio y un valor real. Si los mejores de tu equipo no lo sienten así, no sería raro que buscasen esa seguridad fuera.

Una vez que los líderes conocen a su gente pueden crear los necesarios incentivos para motivarlos. De esa manera, las personas podrán moverse, con confianza, en la dirección de sus sueños dentro de la compañía donde trabajan. Y todo ello porque sus líderes entienden lo que ellos sueñan. Un gran líder da sentido al trabajo de su gente.

3. Crea una cultura de colaboración

Hoy los líderes necesitan entenderse a sí mismos y a su gente para poderles motivar y generar compromiso. Todo se basa en el trabajo de equipo. Ya no vivimos tiempos donde el líder tenía que estar al frente del grupo. Cierto es que ayuda a guiar y dirigir, pero eso no lo puede hacer como un individuo, hace falta mucha gente trabajando de forma conjunta para que suceda. Es ahí donde el verdadero liderazgo entra en acción, reconociendo fortalezas y potenciales en otros que pueden llegar a ser los próximos líderes. 

Otro de los aspectos más importantes del liderazgo es el poder de generar un tono positivo y optimista. Es necesario mostrar a quienes te rodean que crees en ellos. Has de permitirles que cometan errores y se equivoquen, ya que es un paso esencial en la construcción de la confianza. Además, incentivar perspectivas positivas incrementa la satisfacción entre los clientes, y ahí es donde reside el verdadero valor añadido.

4. Hacerlo de manera coordinada

Los grandes líderes son capaces de articular y expresar una visión atractiva, al tiempo que se rodean de personas que abrazan esa visión, queriéndola hacer real. Quienes mejor lideran refuerzan las creencias de sus mejores ejecutivos y futuros líderes, de los que se rodean, comunicando de forma efectiva y compartiendo con ellos de manera que reemplazan el miedo por la confianza, al tiempo que crean relaciones con sentido que desembocan en una construcción de equipos reales.

Evidentemente, la presión por conseguir esos resultados prometidos te obliga, como líder, a tener un tono de confianza, mantener a tus ejecutivos implicados y reemplazar a aquéllos que no tienen lo que se necesita para alcanzar los retos propuestos. Retener a quienes tienen potencial para alcanzar el éxito es algo que le debes a la compañía y a ti mismo. Para ello, has de conectar y generar fortalezas a tu alrededor, incentivando a superar expectativas. Y asegurarte de que tus máximos ejecutivos saben que los valoras de verdad, que los entiendes y que ellos son tu futuro.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.

Inscríbete gratis para ver el webinar
Nombre y apellido * Email * Sector Profesional *
¿Quieres trabajar en everis?