Carlos García trabaja para la organización AIESEC, presente en más de 113 países y encargada de buscar a los jóvenes talentos que estudian en nuestras universidades. Cree que apostar por la juventud sería una de las principales soluciones para salir de la crisis, aunque confiesa que no sabe muy bien cómo se puede producir ese cambio.

Con la tasa de desempleo juvenil que tenemos en nuestro país, ¿qué explicación hay para entender cómo hemos llegado a este punto?

En parte porque la sociedad está orientada para que los puestos relevantes siempre estén ocupados por personas de mayor edad. Cada vez esa edad va subiendo y los jóvenes van quedando más apartados. Si a eso le sumas que cada vez se requiere más experiencia, en parte por el incremento también del paro entre la gente mayor, pues se hace casi imposible que la gente joven pueda acceder a un trabajo normal y corriente.

La educación superior en  España, ¿es de calidad y competitiva respecto a los países de nuestro entorno?

No es 100% de calidad, ya que no responde a lo que, realmente, ni la sociedad ni finalmente el mercado laboral necesita. La gente sale preparada con títulos pero el mercado no los absorbe porque no se corresponden con la demanda. Faltan competencias de gestión, falta inteligencia emocional y, sobre todo, una mentalidad más global. Lo habitual en España es decir “algún día llevaré la empresa de mis padres” y es más complicado pensar “yo voy a abrir mi propia empresa”. Esto no pasa en otros países con un nivel educativo bastante más alto.

¿El mercado busca jóvenes emprendedores?

Lo que se busca es gente joven que tenga ganas de hacer cosas. Pero no sólo el deseo, sino que realmente tenga la voluntad de decir “me levanto esta mañana y lo hago”, en lugar de esperar que alguien de 30 o 35 años lo resuelva. Debemos creernos que es la gente joven la que lo pueda hacer ya.

La emigración, bien en la fase formativa o bien en la búsqueda de oportunidades laborales, ¿es una necesidad para los jóvenes españoles?

En AIESEC lo llevamos viviendo desde hace un par de años. Antes era hasta complicado explicarle a alguien lo importante que era irse al extranjero, no tanto para su currículum, sino para su desarrollo personal. Ahora nos encontramos que sucede lo contrario: nos llega mucha más gente interesada en poder irse a trabajar fuera, de cualquier cosa, que la que podemos absorber.

¿Qué acciones lleváis a cabo en AIESEC para promocionar a los jóvenes talentos que buscan trabajo?

Nosotros tocamos 3 tipos de oportunidades distintas que es lo que nos hace ser una organización completa. Por una parte nos centramos en las experiencias en el extranjero: estamos presentes en 113 países lo cual nos permite tener una red de prácticas de 20.000 al año. Por otra parte,  podemos participar y tomar decisiones dentro de la organización: los jóvenes tomamos responsabilidades dentro de AIESEC, gestionando equipos de hasta 200 personas. Y por último el desarrollo de competencias y habilidades dentro de la propia organización, lo que llaman el learning by doing, que consiste en aprender a través desarrollar proyectos, iniciativas dentro de las propias oficinas de AIESEC que nos permitan de algún modo dar ese salto entre la Universidad y el mercado laboral.

¿Qué te parece la posibilidad de la supresión del contrato de relevo que está estudiando el Gobierno?

Ninguna de las iniciativas que se están tomando va a provocar cambios por sí solas. Hay muchas medidas que se están tomando porque algo se tiene que hacer, porque la gente tiene que ver que algo se intenta, pero soy un poco escéptico de que vaya a haber cambios. Son iniciativas más hacia la galería que para ofrecer nuevas oportunidades.

¿La cotización de los jóvenes menores de 35 años en una tarifa plana de 50 euros es una buena medida para que los jóvenes se animen a establecerse como autónomos?

Cualquier cosa que fomente que un joven se plantee una realidad distinta a la que hay ahora mismo creo que es interesante. Aunque no sabemos si puede funcionar o no, pero al menos por intentarlo no creo que sea negativo.

¿Tienen los jóvenes verdaderas oportunidades de desarrollo profesional en España?

Creo que en España falta que nos demos cuenta de que la gente joven es capaz de hacer cosas, aunque por sí sola no puede hacer nada si nadie le da una oportunidad. Falta ese cambio de dar oportunidades a los jóvenes y que los jóvenes estén preparados para que cuando surjan, que tengan esas capacidades suficientes para poderlas aprovechar y demostrar lo que valen.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.