Todos tenemos muy presente ese momento que hemos realizado una entrevista de trabajo. Se trata de uno de los primeros contactos con la empresa y evidentemente todo trabajador quiere ofrecer la mejor versión para poder llevarse el puesto.

Sin embargo, en un momento tan crucial para todos nosotros, muchas veces no acabamos de estar satisfechos de cómo ha ido esa entrevista de trabajo. Una vez finalizada la conversación con el reclutador, en ocasiones tenemos la sensación de que “quizá podría haber dicho algo diferente” o “en ese punto no me supe explicar correctamente”.

Cometer errores es, hasta cierto punto, comprensible… lo que no debería serlo tanto es cuando nos vamos de la entrevista y nos quedamos con algunas dudas no resueltas.

Si algunos puntos no quedan claros, no nos tiene que dar miedo a preguntar. Desde el primer momento es mejor aclarar todos los aspectos que nos afectarán directamente a la hora de trabajar.

En este artículo te comentaré 5 puntos fundamentales que has de tener en cuenta en una entrevista de trabajo y que te ayudarán a no tener lagunas cuando vuelvas a casa.

1. ¿Qué funciones y responsabilidades voy a desempeñar en la empresa?

En la entrevista debe quedar claro qué perfil de trabajador están buscando para saber si tu candidatura y las tareas a desarrollar en la empresa encajan con el puesto, así como si hay posibilidades de promocionarse internamente.

2. Lugar donde voy a desempeñar el trabajo

¿Es en la misma oficina que me han hecho la entrevista o por el contrario será en otro lugar? ¿Me tocará viajar a menudo?

3. ¿Qué horario laboral tendré?

¿Siempre será el mismo o hay jornadas intensivas en verano? ¿Tendré que trabajar los fines de semana?

4. ¿Cuál va ser el sueldo que me pagarán a final de mes?

En este aspecto, es clave asegurarse de que la cifra mencionada es bruta o neta, para no llevarnos sustos.

5. Tipo de contrato

Cuando empiezas en un nuevo puesto de trabajo es fundamental conocer qué tipo de contrato nos ofrecen. En este artículo no pretendemos hablar de toda la tipología contractual porque la temática es muy amplia y da para escribir un libro. Lo haremos en próximas entradas, de momento, mencionamos los más usuales:

  • Contrato indefinido
  • Contrato a tiempo parcial
  • Contrato de formación y aprendizaje
  • Contrato en prácticas

Muchos de los fraudes laborales o incluso en el momento de la indemnización por despido se dan porque el tipo de contrato no era el correcto.

Y recuerda: si tienes alguna duda acerca de tu contrato no dudes en asesorarte legalmente.

Alexandre Fontelles es director del bufete de abogados laboralista Fontelles Abogados. Escribe en su blog de derecho laboral y publica vídeos con consejos semanales en el canal de YouTube Fontelles Abogados

¿Buscas nuevas oportunidades laborales?

Ver ofertas en InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.