Antes de dar el paso para cambiar de trabajo conviene tener en cuenta algunas cuestiones.
Estas son las 5 cosas que tienes que tener claras antes de hacerlo.

1. ¿Existen o no existen posibilidades de mejora?

Antes de cambiar de empleo, debes tener claro si en tu empresa existen o no posibilidades de mejora. Por ejemplo, ¿crees que cambiando de departamento podrías sentirte más a gusto?, ¿has planteado a tu responsable más directo la posibilidad de encargarte de otros proyectos o de asumir nuevas funciones? Si no te has manifestado puede que tu jefe ni tan siquiera sepa cuáles son tus inquietudes. Comunícate y con su respuesta, decide.

2. Asegúrate de que estás ante un cambio positivo

A veces, presionados por una situación complicada, tomamos decisiones demasiado rápido. Si has encontrado un puesto nuevo, te recomendamos asegurarte de que realmente te encuentras ante aquello que estabas buscando y que, por tanto, el cambio será a mejor: ¿el horario te satisface?, ¿las condiciones son todo lo buenas que deseas?, ¿asumirás aquellas responsabilidades para las que te has preparado?

3. Intenta averiguar cuál es el ambiente laboral

Es clave para entrar con buen pie en la nueva empresa, así que, si conoces a alguien que esté trabajando allí, puedes hacerle algunas preguntas.
Cuando acudas a las entrevistas, fíjate bien en el ambiente que se respira y trata de leer entre líneas. Durante la entrevista, puedes aprovechar para preguntar acerca la dinámica y el funcionamiento de los equipos de trabajo, porque solo de este modo tendrás la oportunidad de averiguarlo de antemano.

4. Piénsalo bien y consúltalo con tus seres queridos

No vamos a tomar una decisión baladí. Cambiar de trabajo hará que tu vida de un giro de 180 grados: tus rutinas probablemente dejen de ser las mismas y las condiciones de tu vida cambiarán de manera considerable. De hecho, puede que también tardes un tiempo en adaptarte. Es por ello que, además de consultarlo con tu almohada, deberías tener en cuenta la opinión de tus seres queridos.
Si además has formado una familia, será necesario que pongas tu decisión en conocimiento de tus familiares y te dejes aconsejar. Ellos te ayudarán a tomar la decisión más acertada y probablemente te ofrezcan todo el ánimo que necesitas para dar ese importante paso.

5. Despídete y agradece tu tiempo en la antigua empresa

Los circuitos profesionales son muy pequeños. Es posible que no estuvieras del todo a gusto en tu antigua empresa, pero esto no debería impedir que comunicaras tu decisión con tiempo y colaboraras con la empresa a formar a la persona que se incorporará en tu puesto o a esperar hasta que encuentren a alguien para encargarse de tu trabajo.
Despídete correctamente y agradece a tus responsables el tiempo que has pasado en la empresa. No te cierres puertas en ninguna parte.
¿Buscas nuevas oportunidades laborales?

Ver ofertas en InfoJobs

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.